mundo
12:03 pm - 16 de Enero de 2020

Adolescentes hallaron partes de un cuerpo y bomberos descubrieron el resto en un carro incendiado

Por: 
Noticiascaracol.com

El cadáver desmembrado era el de un joven de 17 años que había desaparecido el domingo 12 de enero en Dublín, Irlanda.

Se trataba de Keane Mulready-Woods, cuya muerte ha conmocionado al país.

Delincuentes, según testigos, arrojaron desde un carro una bolsa y un grupo de adolescentes alertó a la Policía sobre el contenido: partes de un cuerpo donde no estaban ni la cabeza ni el torso.

Dos días después, los bomberos atendieron la emergencia de un vehículo que ardía en llamas y al controlar el fuego encontraron restos humanos dentro de este.

Autoridades identificaron las primeras partes del cuerpo y creen que el resto del cadáver pertenecen a Keane.

Según medios irlandeses, el joven fue asesinado por mafiosos que se disputan el control por las drogas en Drogheda, de donde era originaria la víctima, y como una presunta venganza contra otra banda.

Es "un ataque brutal y salvaje contra un niño y es completamente inaceptable en cualquier sociedad democrática normal", dijeron quienes investigan el crimen.

Más contenidos sobre: 
Ver Comentarios

d

X
Publicidad