Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Aficionados de Pelé hacen largas filas para ver a su ídolo por última vez

La velación de Pelé durará 24 horas y los hinchas del Santos y de la selección Brasil tienen la oportunidad de visitar el féretro, que permanece en el estadio de Vila Belmiro.

Thumbnail

El inicio de año en Brasil está marcado por el último adiós al rey, Pelé, quien murió el pasado 29 de diciembre. Los aficionados hacen las largas filas para estar cerca del cuerpo de su ídolo y con oraciones darle la despedida terrenal.

Pedro y su esposa Clady viajaron desde el estado de Paraná. Carlos y su hijo Bernardo lo hicieron desde Río de Janeiro. Y Fernandes desde Sao Paulo. Todos quisieron rendir homenaje al legendario Pelé, velado este lunes en el estadio de 'su' Santos.
"No hay palabras para describirlo, significó todo para el fútbol", dijo a la AFP el técnico de ingeniería médica Pedro Stolber, de 71 años, antes de ingresar al estadio Vila Belmiro, casa del Santos, donde 'O Rei' despuntó entre 1956 y 1974.

El recinto deportivo, con capacidad para 16.000 personas, es el escenario del velorio que se inició este lunes y se extenderá 24 horas. El martes será enterrado en un mausoleo de la ciudad portuaria, cerca de Sao Paulo, en una ceremonia privada.

Publicidad

Con la camisa negra del 'Peixe', Stolber aguardaba bajo un sol picante en una larga fila que finalmente lo conduciría al féretro negro, en el centro del campo, donde reposaba el que muchos consideran el mejor futbolista de la historia.

A su lado estaba su esposa Clady, de 67 años. Ambos viajaron el viernes desde su casa en Paraná, en el sur de Brasil, tras conocerse la muerte la víspera del único jugador en ganar tres mundiales (1958, 1962, 1970).

"Es emocionante ver a la gente rindiéndole tributo. Es el rey, ¿no?", afirmó Clady, quien protegía sus ojos con unas gafas de sol.

Publicidad

Multitud albinegra

La mayoría de los seguidores vestía prendas del equipo albinegro, que el crack hizo mundialmente famoso al anotar 1.091 goles en 1.116 partidos y conquistar seis de sus ocho ligas, dos de sus tres Copas Libertadores y sus dos Intercontinentales en los 1960.

"No pude verlo jugar, pero ese mito, esa leyenda de los mil goles es grandiosa para mí", afirmó Cristian Abreu, un adolescente de 16 años. Residente en Santos, llegó al lugar a las seis y media de la mañana y fue de los primeros en entrar al velorio.

Las tribunas del Vila Belmiro lo esperaban decoradas con banderas en memoria del astro, fallecido a los 82 años. Algunas, pequeñas, llevaban el número '10' que eternizó; en otras, más grandes, se leían mensajes como "Viva el rey" o "Pelé eterno".

"Brasil en el mapa"

"Brasil perdió un ícono del fútbol, fue puesto en el mapa a través de Pelé. Llevó el nombre de Santos para todo el mundo, debe ser reverenciado", aseguró el conductor Fernandes José de Oliveira, de 56 años, que viajó solo desde Sao Paulo la mañana del lunes.

Publicidad

Adentro del estadio, adonde asistieron diversas personalidades, entre ellas los presidentes de la FIFA, Gianni Infantino, los asistentes se encontraban con una pasarela negra rodeada de vallas metálicas y podían oír la canción "Mi legado", cantada por el goleador.

"Yo soy Pelé gracias a ustedes / Yo soy Pelé, mi legado es para ustedes", entona 'O Rei'.

"Carismático"

Aunque mayoría, los hinchas del once albinegro no monopolizaron la concurrencia: simpatizantes de otros equipos brasileños hicieron causa común.

Publicidad

"Mi infancia estuvo marcada por lo que Pelé hizo por Brasil", señaló Carlos Mota, un funcionario de banco de 59 años, con el torso cubierto con una camiseta del Fluminense de Rio de Janeiro.

El hombre viajó desde la ciudad carioca en compañía de su hijo Bernardo, de 12 años y quien vestía una casaca del Barcelona de España.

"Con el tiempo, los jóvenes tienen nuevas informaciones y es normal que las cosas se olviden un poco. Pero siempre le dije a mi hijo que hay tres cosas que no se discuten: que el balón es redondo, el césped verde y Pelé, el más grande", sostuvo.

Cerca de él había aficionados del Sao Paulo y del Corinthians, así como personas con la camiseta de la 'Seleçao'. En los muros del barrio colgaban banderas en memoria del exatacante, que en 21 años de carrera solo defendió al Santos, a Brasil y al Cosmos de Nueva York.

Publicidad

"Conquistó al mundo, era muy carismático", dijo la enfermera Kianny Sanches, de 29 años, al salir del velorio tras tres horas de espera en la fila.

La mujer cargaba unas flores blancas que esperaba dejar junto al busto y la estatua de Pelé en un pasillo exterior del estadio.

"Fue emocionante, triste, pero también hay un sentimiento de gratitud por todo lo que él hizo por Brasil, por el fútbol brasileño. Somos reconocidos en el mundo entero gracias a Pelé".

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.