Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Asesino de masajeadoras en Atlanta dice ser un “adicto al sexo” que quiso acabar “una tentación”

Aunque se llegó a considerar que había un móvil de racismo, puesto que entre las víctimas hubo seis mujeres de origen asiático, el autor confesó sus motivos.

Robert Aaron Long asesinó a masajeadoras en Atlanta
Robert Aaron Long dijo que no asesinó a masajeadoras en Atlanta por racismo, sino para acabar con "una tentación", pues se declaró "adicto al sexo"
AFP

El autor confeso de los tiroteos en tres salones de masajes en Atlanta fue acusado de asesinato por los ataques perpetrados el martes que dejaron ocho muertos y sembraron el pánico en la comunidad asiática de Estados Unidos .

Robert Aaron Long, un hombre blanco de 21 años, aparentemente ha negado cualquier motivo racista y se ha presentado como un "adicto al sexo" ansioso por acabar con "una tentación", dijo el capitán Jay Baker, portavoz de la Oficina del condado de Cherokee, donde el tirador fue arrestado.

Seis de sus ocho víctimas son de origen asiático, cuatro de ellas, surcoreano. Siete son mujeres.

A lo ancho de Estados Unidos se les realizaron homenajes, que fueron a la vez protestas por el incremento de ataques contra la comunidad asiática.

Sin hacer referencia a las investigaciones en curso, el presidente Joe Biden destacó que "los estadounidenses de origen asiático están muy inquietos".

Publicidad

"La violencia" contra esta minoría es "muy preocupante", agregó.

La tragedia ocurrió en momentos en que esta comunidad denuncia estar sufriendo un aumento de los ataques verbales y físicos desde el inicio de la pandemia de coronavirus , que apareció en China a fines de 2019.

Long, quien admite los hechos, "insinuó que tenía problemas de adicción al sexo y que pudo haber frecuentado varios de estos lugares en el pasado", dijo Baker.

La Policía Federal pretende ayudar a los investigadores locales a verificar sus declaraciones, buscando en las redes sociales e interrogando a sus familiares.

En tanto, las miradas se han dirigido también hacia Baker, quien durante su conferencia de prensa dijo que Long había tenido "un mal día".

Tras esta declaración, el sitio web Buzzfeed publicó un mensaje supuestamente de la cuenta personal de Facebook de Baker en el que se muestra promocionando camisetas con una frase que describe al COVID-19 como un "virus importado" de China.

Publicidad

Ruta mortal

El joven, un ferviente cristiano amante de las armas, abrió fuego el martes por la tarde en un salón de masajes en Acworth , a unos 50 kilómetros de Atlanta, dejando a cuatro personas muertas y dos más heridas.

Una camarera de un restaurante de comida rápida local que acababa de recibir un masaje con su esposo es una de las víctimas.

A continuación atacó otros dos salones, ubicados en la gran ciudad del sur estadounidense, cobrándose cuatro vidas más.

Según los investigadores, tenía intenciones de seguir su periplo asesino en Florida.

Captado por cámaras de vigilancia y localizado gracias a su teléfono celular, fue detenido tras una persecución, a más de 240 kilómetros al sur de Atlanta.

Publicidad

La policía anunció el miércoles que lo habían inculpado por asesinato, homicidio y agresión.

"Chivos expiatorios"

La noche del miércoles, ramos de flores recordaban la tragedia en la puerta de la sala de masajes Aromatherapy Spa, uno de los establecimientos atacados, cuyos carteles de "abierto" y "bienvenido" seguían encendidos.

"Durante el año pasado, constatamos racismo, discriminaciones y un resurgimiento de la violencia contra los estadounidenses de origen asiático, considerados como chivos expiatorios de la pandemia", lamentó Sam Park, representante local de la comunidad.

Casi el 70% de las personas de origen asiático entrevistadas por Stop AAPI Hate han sido víctimas de acoso verbal y un 10% agredidas físicamente entre marzo de 2020 y febrero de 2021, según un informe de esta asociación publicado el martes.

Según activistas antirracistas, el resentimiento fue alimentado por el discurso del expresidente Donald Trump, quien a menudo se refirió al coronavirus como un "virus chino".

Publicidad

Figuras tanto de la política como vinculadas a otros ámbitos repudiaron los ataques.

"La identidad de las víctimas ilustra un preocupante aumento de la violencia contra los asiáticos que debe terminar", tuiteó el expresidente demócrata Barack Obama.

La NBA y algunas de sus mayores figuras, como LeBron James, condenaron también en la noche del miércoles la violencia contra este sector de la población.

La estrella de Los Angeles Lakers denunció el ataque como algo "simplemente absurdo y trágico".

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias