Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Batalla campal con piedras y bombas lacrimógenas en sede de partido opositor en Caracas

Un grupo de 30 personas se tomó las instalaciones de Acción Democrática y ahí se armó la trifulca. El secretario de la OEA repudió lo sucedido.

Un grupo de 30 personas se tomó las instalaciones de Acción Democrática y ahí se armó la trifulca. El secretario de la OEA repudió lo sucedido.

Simpatizantes del emblemático partido opositor venezolano Acción Democrática (AD), que respaldan a dos directivas que dicen presidir la organización, se enfrentaron este lunes por el control de una de sus sedes en Caracas, sin que la refriega haya dejado víctimas o daños que lamentar.

Estos enfrentamientos sucedieron cerca de las 10:00 a.m. hora local, cuando militantes y políticos que simpatizan con el líder opositor Henry Ramos Allup acudieron a la sede de AD en La Florida (oeste de Caracas) para reclamarla ante las denuncias de que había sido "tomada por colectivos armados", que el grueso de la oposición coincide en señalar como paramilitares.

Pero un grupo que estaba dentro del edificio, y que simpatiza con el dirigente Bernabé Gutiérrez, un antiguo aliado de Ramos Allup en AD, no les permitió la entrada.

Mientras los grupos, separados por una gruesa verja, se lanzaban acusaciones mutuas de traición, alguien accionó al menos una bomba lacrimógena y varios petardos, que causaron confusión y ahogo entre varios de los manifestantes que respaldan a Ramos Allup.

"Tienen una fachada, pero son colectivos", dijo a periodistas el diputado adeco Carlos Prósperi. "AD no está representada en esa sede", agregó.

El también legislador adeco Ivlev Silva apuntó que algunos de los defensores de Gutiérrez dentro de la sede del partido eran funcionarios de la fuerza pública venezolana, puesto que solo estos tienen acceso a bombas lacrimógenas.

Publicidad

Sin embargo, en Venezuela abundan las denuncias de civiles en posesión de armas que solo deberían estar en manos de las fuerzas de seguridad, como granadas, fusiles y las propias bombas lacrimógenas. Antes de los enfrentamientos, un simpatizante de Gutiérrez que se identificó como Miguel Quiroz dijo a periodistas que retiró su respaldo a Ramos Allup por falta de oportunidades para optar por cargos de elección popular, pese a su larga trayectoria en el partido.

"Somos los mismos que estuvimos al lado de Henry Ramos Allup durante 18 años, pero nos cansamos", señaló.

El pasado 15 de junio, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela suspendió la directiva de AD que presidía Ramos Allup e instaló una ad hoc, que lidera Gutiérrez.

La sentencia del Supremo permite a la junta ad hoc "utilizar la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de la organización". Los simpatizantes de Gutiérrez han dicho que participarán en los comicios legislativos del venidero 6 de diciembre, pero los de Ramos Allup tachan estas elecciones como "una farsa" y se adhirieron a un pacto opositor junto a otras 26 organizaciones para boicotearlas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO