Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Bolivianos exigen nuevas elecciones y salida de Jeanine Añez del poder

El gobierno encargado, acusado de autoritarismo y excesos en el uso de la fuerza, denunció un atentado en contra de la nueva mandataria.

En un intento por calmar los ánimos, la presidenta interina dijo que anunciará muy pronto la convocatoria a nuevas elecciones transparentes.

Entre tanto la iglesia católica, como mediadora, pide diálogo nacional para acercar posiciones entre el gobierno interino y sectores afines a Evo Morales, con el fin de “consensuar las condiciones de unas nuevas elecciones generales y los vocales para un nuevo Tribunal Supremo Electoral”, indicó Monseñor Aurelio Pesoa, Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana.

Por su parte, el gobierno boliviano encargado denunció este lunes la existencia de un grupo criminal que planeaba atentar contra la vida de Jeanine Áñez, quien suspendió una actividad oficial en la región amazónica de Beni.

"Hemos identificado un grupo criminal que quiere atentar contra la presidenta, por eso hemos tenido que parar su viaje a su tierra natal" en la ciudad de Trinidad, dijo en rueda de prensa el ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo.

También dijo que los organismos de inteligencia aún procesan la información, señaló que “hay gente, por supuesto, venezolana, cubana, colombiana metida en esto. Está el narcotráfico por detrás”.

Publicidad

Murillo precisó que la mandataria tenía previsto desplazarse este lunes al departamento del Beni, de donde es oriunda, para celebrar dos actos cívicos: la fundación de la región en 1841 y el aniversario del himno nacional que se cantó el mismo día en 1845.

El ministro añadió que "ha sido muy difícil convencer a la presidenta que no vaya al Beni porque está en peligro su vida".

Áñez, en lugar de realizar el acto en la región amazónica del Beni, lo hizo en la ciudad de La Paz, en la Plaza de Armas, donde los militares prepararon la celebración.

La exsenadora derechista asumió el poder hace menos de una semana después de que el expresidente Evo Morales renunciara y se asilara en México, tras desatarse protestas que denunciaban un fraude electoral en los comicios del pasado 20 de octubre.

El gobierno interino denunció en los últimos días que grupos irregulares están operando en el país. Les atribuyó la responsabilidad en los enfrentamientos entre campesinos cocaleros y fuerzas combinadas de policías y militares que dejaron el fin de semana nueve fallecidos en la región de Sacaba.

El nuevo ejecutivo anunció que quiere conformar cuanto antes un nuevo Tribunal Supremo Electoral, tras la detención de todas sus autoridades a raíz de un informe de la OEA que encontró irregularidades en las elecciones del 20 de octubre. Luego deben llamar a elecciones generales.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias