mundo
4:50 pm - 1 de Diciembre de 2017

Choques de electricidad y otras torturas: habla militar que se fugó de Ramo Verde

Marco Briceño Camacho, acusado de conspiración, dijo que al menos dos de sus compañeros murieron durante la persecución.

Durante el traslado, este jueves, desde los tribunales militares a la cárcel de Ramo Verde, su lugar de reclusión, los uniformados sometieron a los custodios, les quitaron las armas y escaparon en el vehículo militar que los transportaba.

La Policía bolivariana inicio una persecución y logro recapturar a 4 de ellos. Desde la clandestinidad, uno de los evadidos explicó por qué escaparon.

“Fuimos objeto de tortura, nos metían una capucha, nos esposaban a inodoros. Nos dejaban con choques de electricidad, lesiones en nuestro cuerpo. A uno de nuestros compañeros le quitaron de los pies, le arrancaron las uñas”, contó Marco Briceño Camacho, teniente de la Fuerza Armada de Venezuela.

Según el teniente de 26 años, lograron escapar en dos grupos, sin embargo, recibieron la noticia de que sus compañeros, los tenientes Arreaza y Mogollón, fallecieron.

“Lo de mi compañero Arreaza es lamentable, a ciencia cierta no sabemos, pero nos indican que sí falleció en el momento que pudimos completar nuestro plan, en el intercambio de disparos cayo gravemente herido”, añadió.

“Nuestro compañero Mogollón está en estado crítico ya que cuando lo capturaron, al parecer, le dieron con las cachas de los fusiles en su cráneo y en su rostro, lo desfiguraron. Nos informaron que el compañero también falleció”, precisó.

Los militares estaban privados de la libertad desde el pasado 18 de marzo de este año, cuando fueron detenidos por funcionarios de inteligencia militar.

“No es fácil estar confinado, estar pagando por lo que es nuestro derecho legítimo como oficiales de nuestra Fuerza Armada, alzar nuestra voz en lo que pasa dentro de los cuarteles y lo que está pasando en el país. Allá, aquellos se hacen de la vista gorda, son un mínimo de grupo, pero no son la gran mayoría”, resaltó.

Hasta el momento, el Gobierno venezolano guarda silencio sobre la fuga.

Más sobre posibles torturas y desapariciones en el vecino país:

 

 

 

Ver Comentarios

d