Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Cientos de niños son evacuados de las calles de Nigeria para protegerlos del coronavirus

  En buses, luego de verificar la salud y anotar los nombres, son llevados de Kano a sus aldeas, desde donde los mandan a estudiar el Corán.

Los niños hacen fila ante los autobuses que los llevarán lejos de Kano, la tercera ciudad más grande de Nigeria.

Después de anotar sus nombres y tomar su temperatura, las autoridades los llevan fuera esta ciudad del norte de Nigeria para protegerlos del nuevo coronavirus.

La mayoría de ellos son estudiantes de escuelas coránicas rodeadas de controversia y suelen ser vistos mendigando en las calles del norte del país, mayoritariamente musulmán.

Para frenar la propagación del coronavirus las autoridades locales han decidido evacuar a unos 250.000 niños de esta ciudad de cuatro millones de habitantes y enviarlos de vuelta a sus aldeas.

"Por ahora, vamos a evacuar a 1.595 niños", dijo a la AFP Muhammad Sanusi Kiru, responsable del ministerio de Educación en Kano, refiriéndose a los primeros autobuses que estaban a punto de partir esta semana.

Publicidad

"Es un proceso por fases, los recogemos (a los niños) poco a poco", añadió.

Las calles de esta bulliciosa ciudad comercial, que tiene 73 casos de coronavirus confirmados oficialmente y un fallecimiento, han estado vacías desde que se decretó el confinamiento, la semana pasada.

El gobierno de Kano calcula que puede haber varios millones de menores mendigos en todo el estado y teme una propagación del virus que podría resultar catastrófica debido a la precariedad e ineficacia de las infraestructuras de salud.

"Condiciones desastrosas"

 

En esta región muchas familias envían a sus hijos desde los seis años para estudiar el Corán con maestros religiosos en escuelas no oficiales, llamadas Almajiri.

Las lecciones son gratuitas, pero los niños tienen que valerse por sí mismos, generalmente mendigando o haciendo diversos trabajos.

Publicidad

Estas escuelas, que también hacen las veces de reformatorios de jóvenes drogadictos, estuvieron en el centro de un escándalo el año pasado, cuando varias redadas policiales en ciudades del norte mostraron las condiciones inhumanas en las que vivían niños y jóvenes.

Algunos fueron encontrados encadenados y cientos vivían hacinados en habitaciones sucias donde la tortura y la violación eran prácticas generalizadas.

En una carta publicada en marzo una ONG nigeriana, Almajiri Child Right Initiative, pidió que, en la medida de lo posible, los niños fueran llevados a sus casas y que los que se quedaran recibieran ayuda alimentaria.

"Las escuelas oficiales han cerrado sus puertas en todo el país para controlar la probable propagación de la pandemia (...), pero no se ha aplicado una medida similar en las escuelas Almajiri", según la ONG. Dadas las condiciones "desastrosas" en las que viven estos niños, "creemos que no hay un entorno peor" para ellos en este momento.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias