Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Colombia y otros Gobiernos terminaron pagando a la CIA para que espiara sus comunicaciones secretas

The Washington Post reveló que los países creían comprar a la empresa Crypto AG un aparato para proteger sus comunicaciones, sin saber quiénes eran los dueños.

La ‘Operación rubicón’ es el nombre con el que la CIA adelantó una estrategia de inteligencia, durante décadas en la sombra, pero que ahora The Washington Post devela en una investigación conjunta con el medio alemán ZDF y que califican como el golpe de inteligencia del siglo.

Habrían sido afectados, sin saberlo, 120 países que compraron una máquina fabricada por la empresa suiza Crypto AG y cuya utilidad es facilitar el intercambio de mensajes encriptados y proteger comunicaciones. 

Paradójicamente, todos ignoraban que desde 1950 la compañía fue propiedad de la CIA y de la Agencia de Inteligencia Alemana.

"Gobiernos extranjeros le estaban pagando buen dinero a Estados Unidos y a Alemania occidental por el privilegio de tener sus más secretas comunicaciones leídas por al menos dos países extranjeros", dice el informe periodístico.

Colombia es uno de los países que figura en la lista de compradores. Aunque no hay detalles del año ni registros de en qué contexto se utilizó, Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Venezuela también figuran en los registros; todos pensaron contar con comunicaciones seguras.

Publicidad

Pero al utilizar los dispositivos; “(...) proporcionó a la CIA y a la Agencia de Seguridad Nacional la capacidad de descifrar miles de mensajes, que posiblemente cubrían una variedad de episodios históricos dramáticos, entre ellos: el golpe militar de 1973 en Chile, el golpe militar de 1976 en Argentina (...) la revolución sandinista (...) entre muchos otros”.

Según el diario, la CIA informó que para el año 2018 vendió todos sus activos de la empresa Crypto AG. No es claro si hasta esa fecha Gobiernos siguieron adquiriendo las máquinas y, mucho menos, si hoy se siguen utilizando.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias