Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Congreso de EE. UU. expulsa de comités a Marjorie Taylor Greene, que respaldó teorías conspirativas

Llegó a decir que el tiroteo de Parkland no fue cierto y tampoco uno de los ataques del 11-S. Sus palabras de arrepentimiento no la salvaron de la sanción.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos expulsó de los comités a la congresista Marjorie Taylor Greene, defensora del expresidente Donald Trump y que ha difundido teorías conspirativas, en el epílogo de una polémica sobre la responsabilidad de esta legisladora que ha dejado al descubierto divisiones en el Partido Republicano.

Marjorie Taylor Greene, representante del Estado de Georgia, fue removida de sus puestos en los comités de Educación y Presupuesto como resultado de una votación que siguió en buena medida las líneas partidistas -con 230 congresistas a favor de sancionarla y 199 en contra-.

Solo 11 republicanos se unieron a los demócratas, que son mayoría en la Cámara baja del Congreso, para denunciar principalmente el apoyo de la representante a las tesis conspirativas de QAnon, un movimiento de extrema derecha que defiende la idea de que Trump lideraba una guerra secreta contra una secta elitista.

La sanción a Taylor Greene se dio a pesar de que la legisladora había tomado la palabra dos horas antes de la votación para expresar su arrepentimiento por haber difundido desinformación.

A sus 46 años, esta aliada fiel de Trump, a quien acompañó en sus negativas a reconocer su derrota electoral, se ha convertido en la pesadilla de los demócratas.

Antes de la votación, la legisladora había hecho expresado su remordimiento.

Publicidad

"Pude creer en cosas que no eran ciertas (...) y lo lamento", dijo.

Con una máscara con la inscripción "Libertad de expresión", afirmó haber "dejado de creer" en las teorías de la conspiración antes de ser candidata.

"Estas fueron palabras del pasado" que "no representan mis valores", expresó, acusando a los medios de ser "tan culpables como QAnon de presentar verdades y mentiras que nos dividen".

Pero este acto de contrición no convenció a los demócratas. "Ningún miembro (de la Cámara de Representantes) debería poder comportarse como Greene y esperar cero consecuencias", dijo el demócrata Steny Hoyer en el debate previo a la votación.

Votación incómoda

La mayoría de los republicanos, por el contrario, creían que no debería ser sancionada por declaraciones hechas antes de su ingreso al Congreso en enero.

Publicidad

"Nadie apoya lo que dijo antes de que se convirtiera en miembro" de la Cámara, dijo el líder republicano Kevin McCarthy.

"¿Quién sigue?", se preguntó el republicano Jim Jordan, denunciando "una cultura de destierro".

Liz Cheney, número tres del partido en la Cámara, denunció tras la votación "un peligroso precedente para esta institución que los demócratas podrían lamentar cuando los republicanos recuperen la mayoría".

Antes de ser elegida, Taylor Greene había afirmado que la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, era culpable de "traición", un delito según ella "castigado con la muerte".

También había dicho que el tiroteo fatal en una escuela de Florida en 2018 había sido inventado para endurecer la legislación sobre las armas de fuego, a lo que ella se opone firmemente, y puso en duda el hecho de que un avión se estrellara contra el Pentágono en los atentados del 11-S.

"Los tiroteos en los colegios son absolutamente reales. También quiero decirles que el atentado del 11 de septiembre absolutamente sucedió. Me acuerdo de ese día, lloré el día entero viendo las noticias", dijo antes de ser sancionada.

Publicidad

Su caso revela las tensiones dentro del Partido Republicano entre los fieles del multimillonario Trump, que conserva un fuerte poder de influencia con 74 millones de votos recogidos en noviembre y los relevos en el Congreso, y partidarios de una línea más tradicional.

Cada bando está mirando las elecciones legislativas de 2022 y las elecciones presidenciales de 2024.

Portavoz de la franja pro-Trump, el representante de Florida Matt Gaetz también advirtió en la cadena Fox News el miércoles contra un "precedente peligroso" si el Congreso sancionaba a Taylor Greene, quien obtuvo su escaño por amplia diferencia en noviembre.

"Eso es lo que la izquierda está tratando de hacer, dicen que el pueblo estadounidense no importa", dijo.

A esta polémica se suma la que se encendió con la legisladora María Elvira Salazar, representante por Florida, también republicana y que votó contra de Taylor Greene.

Un anuncio televisivo señala que teorías de conspiración que nacieron en internet se apoderaron del partido Republicano y mencionaron a las dos legisladoras.

Publicidad

Republicanos como María Elvira Zalazar votaron para proteger a Trump y dejar ganar a la turba de Qanom. La señora salazar debería haber estado con nosotros, pero fue una cobarde, se mantuvo firme con Trump y las mentiras.
Mensaje televisivo

“Yo estoy luchando en contra de las fuerzas radicales dentro del partido demócrata que lo que quieren es imponer una agenda socialista en este país”, dijo la congresista Salazar al defenderse.

Agregó que el contenido del anuncio demócrata es solamente el primero de muchos ataques que vendrán y que está lista para ello.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias