Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Conmoción por secuestro y asesinato de una joven: un policía, el principal sospechoso

El uniformado de 48 años está detenido. Días antes de la desaparición de la mujer, protagonizó un escándalo de exhibicionismo en un sitio de comida rápida.

policía es acusado de matar a la joven Sarah Everard en Londres
El policía Wayne Couzens, de 48 años, es acusado de asesinar a la joven Sarah Everard. Un caso que conmociona a Londres.
Justin Tallis/AFP

El agente de la Policía Metropolitana de Londres acusado del secuestro y asesinato de una mujer británica de 33 años cuando esta regresaba a su casa en Londres el pasado 3 de marzo, compareció este sábado ante la justicia.

El policía en activo Wayne Couzens, de 48 años, se personó hoy ante un tribunal de la Corte de Magistrados de Westminster -en el centro de la capital-, acusado de raptar y asesinar a Sarah Everard, de 33 años.

Durante esta primera vista, el tribunal determinó que el hombre permanecerá detenido y deberá comparecer de nuevo en audiencia judicial en el Tribunal Penal de Old Bailey (Londres) el próximo 16 de marzo.

La joven desapareció el pasado día 3 cuando volvía a su domicilio en el barrio de Brixton caminando por la noche en el sur de la ciudad tras haber visitado a una amistad.

Su cuerpo fue hallado escondido en una zona boscosa de Ashford, en el condado inglés de Kent, este miércoles.

(Vea aquí: Pareja ebria se acostó con su bebé en la cama y le causó la muerte )

Publicidad

Couzens fue detenido el pasado martes y durante su estancia bajo custodia policial ha tenido que ser trasladado al hospital en dos ocasiones para recibir tratamiento por dos lesiones separadas en la cabeza, sufridas cuando se encontraba solo en su celda.

La actuación de la Policía en este caso está siendo revisada por un órgano de quejas independiente tras conocerse que ese mismo agente protagonizó un episodio de exhibicionismo en un restaurante de comida rápida tan solo tres días antes del rapto de Everard.

El suceso ha conmocionado a la sociedad británica y ha provocado reacciones de políticos y de asociaciones feministas.

El acusado, que no estaba de servicio en el momento en que Everard desapareció, trabajaba en la unidad de la Met destinada a proteger edificios oficiales como el Parlamento, Downing Street y embajadas diplomáticas de la capital británica.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias