Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Cuatro muertos en primer día de desobediencia civil convocado por oposición en Sudán

Este llamado se dio tras la sangrienta represión y violencia policial del 3 de junio. Ciudadanos reclaman transición a la democracia.
Dos de las cuatro personas fallecidas murieron por bala, y las otras dos tras ser "golpeadas y apuñaladas", por lo que habían sido ingresadas en el hospital de Omdurman, agregó el Comité de médicos en distintos comunicados.
Estas personas son víctimas "del Consejo Militar de transición" y de sus "milicias",  acusó la misma fuente.
El balance total de víctimas desde el inicio de la violenta represión el 3 de junio, cuando fue dispersada una sentada de opositores en Jartum, es de 118 muertos, agregó el Comité de médicos.
Con neumáticos, ladrillos o troncos de árboles, los manifestantes empezaron desde la mañana a construir nuevos retenes en las calles de Bahri, barrio del norte de la capital. Pero, rápidamente los policías antidisturbios intervinieron y trataron de dispersarlos con gases lacrimógenos y disparos al aire.
"Casi todas las vías de Bahri tienen retenes. Los manifestantes impiden a los habitantes ir al trabajo", afirmó un testigo a la AFP. 
Jugando tal vez una de sus últimas cartas, los jefes de las protestas llamaron el viernes a una "verdadera desobediencia" civil a partir del domingo, y advirtieron que no se detendrán hasta la instauración de un gobierno civil, su principal reivindicación desde la caída de Omar al Bashir, el 11 de abril.
"La desobediencia civil y la huelga general son nuestros medios pacíficos para proteger nuestro derecho a la vida frente a la barbarie de las milicias", declaró la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), que lidera las protestas, en un comunicado.
Patrullas de las fuerzas paramilitares
Los manifestantes acusan a los paramilitares de las RSF (Fuerzas de Apoyo Rápido) --dirigido por el temido  general Mohamed Hamdan Daglo, llamado "Hemeidti"-- de propiciar la dispersión del campamento en el centro de Jartum, ocupado por miles de sudaneses desde el 3 de abril.
En los días siguientes, patrullas de hombres armados continuaron recorriendo la ciudad y los residentes mencionan un clima de "terror".
El domingo, varios vehículos de las RSF, equipados con ametralladoras, seguían haciendo patrullajes en la capital sudanesa. Algunos rodean a la principal central eléctrica para evitar el corte de electricidad.
En algunos barrios, los transportes públicos no funcionan.
En el aeropuerto de Jartum, pasajeros esperaban la partida de su vuelo, pues no sabñian si los aviones decolarán.
Retenes viales
El movimiento, surgido el  19 de diciembre tras la decisión del gobierno de triplicar el precio del pan, agita la amenaza de la desobediencia civil desde hace varias semanas. 
A fines de mayo, una huelga general ya fue lanzada para tratar de hacer plegar a los generales, en el poder desde la destitución de Bashir, paralizando al país .
En Omdurman, ciudad gemela de Jartúm, en la otra ribera del Nilo, los residentes salieron a comprar productos de primera necesidad este domingo, pero la mayoría de comercios y mercados seguían cerrados.
"Vimos soldados cuando trataban de levantar los retenes viales en las calles de Omdurman", declaró un testigo. 
En Al-Obeid (centro), el mercado está cerrado y varios empleados bancarios no fueron a trabajar, según varios testigos. 
En la ciudad de Madani (centro), filas de espera se formaron frente a las panaderías, pero el mercado sigue cerrado. 
Luego de una tentativa de mediación del primer ministro etíope, el viernes en Jartum, los dirigentes de la protesta declararon que seguirán bajo condiciones las discusiones con el Consejo militar de transición.
Las negociaciones fueron suspendidas desde el 20 de mayo, pues ambas partes no logran llegar a un acuerdo sobre la presidencia y la composición del Consejo soberano que debe administrar el periodo de transición durante tres años.  
Pero tras su encuentro con Abiy Ahmed, varios representantes de las protestas fueron detenidos.
Mohamed Esmat, uno de los líderes de la Alianza para la libertad y el cambio (ALC), fue detenido el viernes por "hombres armados" frente a la embajada etíope en Jartum.
Al día siguiente, fue detenido en su casa Ismail Jalab, secretario general del Movimiento popular de liberación (SPLM-N, en conflicto con Omar al Beshir).
Le puede interesar:
Líderes de protestas civiles en Sudán llaman a la desobediencia contra junta militar que gobierna

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO