Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Después de horas de no saber de ella, encontraron muerta a joven trans en la habitación de un hotel

El homicida usó el cable de una plancha de pelo para asfixiarla y huyó. Un crimen similar se registró hace menos de 6 meses en este mismo país.

piernas mujer referencia_afp.jpg
Foto de referencia
AFP

El asesinato de una joven trans de 19 años en Cochabamba, Bolivia, provocó la condena y el repudio de organizaciones como la Defensoría del Pueblo.

La mujer, que se dedicaba a la prostitución, ingresó con un cliente a la habitación de un alojamiento y nadie supo lo que le ocurrió hasta que sus compañeras descubrieron por la mañana el fatal desenlace después de pedir al administrador el ingreso al cuarto.

En su cuello estaba el cable de una plancha de cabello que posiblemente sirvió al agresor para asfixiarla, quien después cubrió su cuerpo con una sábana y escapó del lugar, reportaron los medios locales.

La Defensoría del Pueblo "exige al Ministerio Público (Fiscalía) y a la Policía Boliviana investigar y sancionar este hecho que atenta contra la vida, la integridad física y la dignidad humana", apuntó en un comunicado.

Las entidades que representan a estos colectivos, como la Organización de Travestis, Transexuales y Transgénero de Bolivia (OTRAF), no tienen un registro del número de agresiones o crímenes de odio, aunque estos hechos son recurrentes.

Un caso con características similares se produjo en El Alto, la segunda ciudad más poblada de Bolivia vecina de La Paz, en octubre del año pasado.

Publicidad

Gabriela, una mujer trans también de 19 años, fue asesinada con 19 puñaladas que le propinó su agresor, que luego escapó del lugar después de que ambos ingresaran a un alojamiento y sin dejar evidencias, ya que no había cámaras de seguridad.

Un caso anterior a la muerte de Gabriela también ocurrió en El Alto en diciembre de 2018, cuando la mujer trans Litzy Hurtado fue asesinada en una discoteca, en la que primero recibió agresiones de un grupo de hombres y finalmente fue apuñalada con un destornillador que la hirió de muerte.

En enero, dos integrantes de la comunidad de Gais, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales recibieron una golpiza en El Alto, uno de ellos con una manopla que le provocó el hundimiento del cráneo, según el relato de uno de los agredidos.

Todos somos iguales y la violencia jamás se justifica, recalcan defensores de derechos humanos.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias