mundo
10:22 pm - 28 de Noviembre de 2017

Ecologistas ganan batalla legal y logran publicar impactante video sobre caza de ballenas

Por: 
Noticiascaracol.com

Sea Shepherd reveló imágenes sensibles de balleneros japoneses pescando con arpón en aguas ensangrentadas del océano Antártico.

El video fue grabado en 2008 por equipos de aduanas a bordo de un patrullero australiano.

Sea Shepherd había reclamado en 2012 al ministerio australiano de Protección de Fronteras que publicara las imágenes en nombre de la libertad de información. Pero el Gobierno se opuso en varias ocasiones, alegando el riesgo de atentar contra las "relaciones internacionales".

Tras haber recurrido ante el Comisario australiano de Información, que tiene potestad para evaluar las decisiones gubernamentales en lo tocante a la libertad de información, el ministerio recibió la orden de obedecer.

"El Gobierno australiano censura este video desde hace años. La principal razón era que las imágenes de esta horrible masacre iban a perjudicar las relaciones diplomáticas con Japón", declaró en un comunicado el director de Sea Shepherd, Jeff Hansen.

"El gobierno australiano eligió ponerse al lado de los cazadores furtivos en lugar de defender las ballenas del océano Antártico", añadió.  

Hace unos meses, la asociación anunció que renunciaba a su campaña anual de acoso a los balleneros japoneses en el gran sur y admitió sus propios límites frente a la potencia marítima nipona.

Sea Shepherd llevaba 12 años efectuando espectaculares operaciones en alta mar con el objetivo de impedir que los navíos japoneses cazaran ballenas. Afirmó haber salvado miles de cetáceos, al tiempo que revelaba ante el mundo las actividades ilegales de los balleneros.

Japón firmó la moratoria sobre la caza de la Comisión Ballenera internacional, pero utiliza un vacío en el texto que autoriza la caza de cetáceos con fines científicos.

Corte Internacional de Justicia ordenó en 2014 a Japón que pusiera fin a sus campañas regulares de caza en aguas del Antártico, subrayando que estas se correspondían con los criterios científicos requeridos.

Japón anuló la campaña 2014-2015 pero al año siguiente retomó la caza, presentando otro programa fundamentado, según Tokio, en verdaderos motivos científicos.

Tokio asegura que quiere demostrar que la población de ballenas es lo suficientemente importante como para soportar las campañas comerciales de caza con fines alimentarios.

Ver Comentarios

d