Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

El plan B de Theresa May para salvar el acuerdo el Brexit ante la Unión Europea

Propuso abordar el punto más conflictivo: modificar el mecanismo para evitar que se restablezca una frontera entre Irlanda y una provincia británica.
Menos de una semana después, la dirigente conservadora volvió ante los diputados con una nueva propuesta consistente en encontrar una solución a la cuestión irlandesa aceptable por la mayoría.
"Esta semana seguiré hablando con mis colegas (...) para considerar cómo podríamos cumplir nuestras obligaciones con los ciudadanos de Irlanda del Norte e Irlanda de una forma que pueda obtener el mayor apoyo posible en la cámara. Y luego volveré a llevar las conclusiones de estos debates a la UE", anunció.
Los diputados habían rechazado el martes por una aplastante mayoría el acuerdo que May negoció durante año y medio con Bruselas: 432 votaron en contra -incluidos 118 rebeldes conservadores- y solo 202 a favor.
Esos mismos rebeldes, además del pequeño partido unionista norirlandés DUP de cuyo esencial apoyo depende la estrecha mayoría parlamentaria de May, decidieron sin embargo un día después mantener a la primera ministra en el cargo, al votar contra una moción de censura lanzada por la oposición laborista.
La jefa de gobierno inició entonces encuentros con el resto de partidos en busca de un consenso para acabar con el bloqueo.
Pero el diálogo fracasó. El líder laborista Jeremy Corbyn se negó a conversar hasta que May descartase fehacientemente la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, a lo que ella respondió que era "imposible". Otros partidos insistieron en la convocatoria de un segundo referéndum del que la primera ministra ni quiere oír hablar.
¿Estará de acuerdo la UE?
Así, la nueva propuesta -que los diputados votarán el 29 de enero- es simplemente una versión del plan inicial que busca satisfacer a los tories rebeldes y al DUP.
"Los fundamentos no han cambiado", afirmó la directora general de la patronal CBI, Carolyn Fairbairn. "El Parlamento permanece en punto muerto mientras que la pendiente hacia el borde del abismo se hace más pronunciada", dijo en referencia a la posibilidad de un Brexit sin acuerdo temido por las empresas.
Hasta la nueva jefa economista del FMI, Gita Gopitath, consideró en Davos, donde se celebra el Foro Económico Mundial, que "es imperativo que los dirigentes políticos terminen rápidamente con esta incertidumbre".
Los diputados británicos podrán presentar sus contrapropuestas en forma de enmiendas y dos grupos preparan ya estrategias para dar al parlamento el poder de decidir los próximos pasos ante el temor de que un nuevo bloqueo aboque al país a un Brexit sin acuerdo.
La UE ya ha rechazado en el pasado modificar o cancelar el "backstop", pero May parece esperar que un apoyo del parlamento el día 29 le permita convencer a Bruselas de la necesidad de renegociar este controvertido punto.
Tras reunirse con el canciller irlandés Simon Coveney en Bruselas, el negociador jefe de la UE Michel Barnier insistió sin embargo en que el texto sellado en noviembre es "el mejor acuerdo posible".
"Nos pusimos de acuerdo sobre el 'backstop' y sobre el Acuerdo de Retirada", afirmó en declaraciones a la televisión pública irlandesa RTE. Y consideró que una renegociación debería versar sobre los términos que regirán la futura relación entre ambas partes tras el Brexit. 
Lo que presente May para vencer la oposición del parlamento, "tiene que ser después aprobado en la UE", advirtió el canciller español Josep Borrell y Coveny reiteró que su país defiende el acuerdo en su conjunto.
La explosión de un coche bomba el sábado en Londonderry, en Irlanda del Norte, que la policía atribuyó al grupo disidente "Nuevo IRA", reavivó la preocupación sobre las amenazas que la reinstauración de una frontera representaría para el Acuerdo de Paz del Viernes Santo, que en 1998 puso fin a tres décadas de sangriento conflicto.  
Un 52% de británicos votó a favor de salir de la UE en el referéndum de 2016 y, tras un año y medio de difíciles negociaciones entre Londres y Bruselas, la decisión debe hacerse efectiva el próximo 29 de marzo.
En contexto:
Parlamento Británico rechaza acuerdo del Brexit

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias