Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Varias ciudades en Estados Unidos fueron verdaderas calderas por cuenta de las elecciones

En algunos lugares, manifestantes quemaron banderas del país. En otros se vio a inconformes armados con fusiles. FBI había lanzado una alerta.

A la tensión electoral en Estados Unidos se sumaron manifestaciones y protestas en las que se conjugaron el rechazo a una reelección de Donald Trump, la brutalidad policial y al racismo.

Los enfrentamientos ocurrieron en Seattle, donde decenas de personas salieron a las calles para protestar contra la injusticia racial y el abuso policial.

La manifestación, además de los disturbios, dejó varias personas detenidas.

Washington también fue escenario de estos mítines. Opositores a Donald Trump se aglomeraron frente a la Casa Blanca para rechazar una eventual reelección del presidente, sobre todo luego de que se proclamara ganador de las elecciones sin un resultado oficial.

La manifestación en la capital del país fue pacífica.

También hubo protestas en Portland, frente a la Corte Federal. Esta ciudad se había preparado en previsión de posibles enfrentamientos armados tras meses de protestas y choques entre activistas de izquierda, milicias de derecha y agentes federales desplegados por el gobierno de Trump.

Publicidad

Tres personas fueron detenidas. Según testigos, algunos de los manifestantes salieron a las calles armados con rifles, marcharon por la ciudad mientras entonaban canciones de protesta, pero sin desatar violencia, y quemaron banderas estadounidenses.

"No nos gusta ninguno de los dos candidatos, voté avergonzado por Biden, pero si Trump obtiene otros cuatro años, la gente se enojará", dijo un manifestante de 20 años, que pidió que lo llamaran "L", mientras se quemaban dos banderas estadounidenses frente al edificio de la Corte Federal.

Muchos gritaban consignas contra Trump y contra el alcalde de la ciudad, Ted Wheeler, detestado por los manifestantes y quien fue reelegido el martes; mientras otros bailaban al ritmo del hip hop.

El FBI advirtió sobre la posibilidad de enfrentamientos armados en Portland durante la elección, pero no hubo señales de actividad nocturna por parte de grupos de derecha como los Proud Boys.

Y en la madrugada del miércoles, no se habían producido choques entre la policía y los manifestantes, algunos de los cuales ya habían participado en una marcha pacífica de Black Lives Matter (Las vidas negras importan), de unas 400 personas, en el este de la ciudad.

La marcha, que se prolongó durante tres horas, fue encabezada por un convoy que contó con al menos media docena de activistas armados con rifles de asalto, cuchillos y una escopeta.

Publicidad

"Escuché que Trump tiene el impulso ahora", dijo Ty Ford, de 20 años, uno de los líderes de las protestas. "Va a ser un tumulto. Cuando se sepa, será una locura".

"Es como elegir entre dos males, pero honestamente, nos arreglamos con Biden", señaló "D.D.", otro de los líderes de 22 años.

Los reclamos en Estados Unidos van desde la abolición del ICE (policía migratoria) hasta justicia para las víctimas de la brutalidad policial, incluyendo a los afroestadounidenses George Floyd y Breonna Taylor. La marcha terminó con una interpretación de la canción "Hallelujah".

También hubo momentos distendidos cuando los líderes de la protesta invitaron a los curiosos que miraban la marcha desde las ventanas de sus apartamentos para que se unieran a la manifestación.

"Oye, saca la cabeza por la ventana y cuéntanos cómo van las elecciones, y luego tal vez te puedes calzar y venir a ayudarnos a iniciar una revolución", gritó un activista.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO