mundo
6:37 pm - 31 de Julio de 2018

A falta de aire acondicionado en trenes, metro de Viena reparte desodorantes

Artículo

La empresa de transportes de la ciudad también estudia prohibir consumo de alimentos como pizzas, para luchar contra el mal olor en medio del fuerte de verano.

La compañía de transporte, Wiener Linien, pretende combatir así uno de lo problemas que más afectan a los usuarios y que se agrava por las altas temperaturas. Algunos días las temperaturas han llegado a los 35 grados centígrados.

El problema se agrava por la antigüedad del sistema de transporte pues algunos trenes tienen 40 años y en esa época los sistemas de aire acondicionado no estaban tan desarrollados. Además la capital austríaca ha estado más preparada históricamente para el frío que para el calor.

Muchos usuarios le han dado el visto bueno a la medida, pero la empresa ha pedido la opinión a través de la página web.

“Me parece muy buena iniciativa, no me gusta nada cuando alguien decide comerse una salchicha o un kebab en el metro, y es algo que sucede a menudo, sobre todo, por la noche”, señala un joven pasajero.

“Me incomoda mucho el olor de ciertos alimentos, pero creo que el problema real es el sudor de la gente”, admite Susanna, una pasajera habitual de la U6.

El problema es especialmente grave en la línea U6, la más antigua de la red, pues esta recorre muchos tramos abiertos lo que hace que los vagones se calienten bastante en esta época del año.

Según una encuesta realizada por la emisora pública ORF, un 77% de los pasajeros está a favor de prohibir las comidas en el metro, algo ya en vigor en otras ciudades del mundo, como Berlín, Singapur o Hong Kong.

Temas relacionados: 
Ver Comentarios

d