mundo
11:35 am - 10 de Noviembre de 2017

Fingió su asesinato para probar que su esposa había contratado un sicario que lo matara

Artículo

Este entrenador se alió con el FBI y logró que la condenaran a 20 años de cárcel. Los planes no le salieron porque se los contó a un allegado de su marido.

Ramón Sosa, un residente de Texas, estaba seguro de que su esposa, María ‘Lulú’, fraguaba un plan para quitarle la vida. Sus sospechas llegaron de boca de un hombre con quien había entrenado boxeo.

"Cuando me llamó y dijo que necesitaba verme porque alguien 'quería matarme', pensé que era una broma", contó Sosa al diario Daily Mail.

En esa conversación reveló el amigo de la víctima que ‘Lulú’ ofrecía 2 mil dólares a un sicario para cometer el homicidio. El aceptó con permiso del FBI y llevó un micrófono oculto para grabar los planes de la mujer.

Autoridades de Montgomery idearon el plan: maquillaron a Ramón Sosa con un disparo en la cabeza y el rostro ensangrentado, lo metieron en una supuesta fosa en el desierto y le tomaron fotos, las cuales fueron mostradas a María.

Entre la pareja había un negocio en común: un gimnasio que, al parecer, les trajo problemas financieros y problemas a su relación.

“Nunca volveré a ser el mismo”, dijo decepcionado Sosa, quien aceptó sentir temor de ver sus fotos fingiendo la muerte.

 

 

Ver Comentarios

d