Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Grave incendio en fábrica de Nueva Delhi deja 43 muertos: muchos estaban durmiendo

Se presentó durante la madrugada de este domingo en un barrio antiguo y sobrepoblado de la capital de India. Fueron rescatadas 58 personas.
Dentro de la edificación dormían algunos empleados.
Las familias devastadas contaron que hacia las cinco de la mañana recibieron llamadas de los obreros que suplicaban que les liberaran de las llamas en el barrio comercial de Sadar Bazar, un gran mercado de venta al por mayor poco iluminado.
Las víctimas son "obreros que dormían en el interior del edificio de cuatro o cinco pisos", dijo a la AFP Sunil Choudhary, jefe adjunto de los bomberos de Nueva Delhi.
El edificio albergaba varias unidades de producción en las que se fabricaban mochilas escolares y material de embalaje, lo que agravó el incendio, afirmaron responsables indios.
Las autoridades locales anunciaron un balance de 43 muertos. La Policía y los Bomberos afirmaron que al menos 58 personas habían sido rescatadas. 

Asfixiadas

"Durante el incendio, las personas no sabían cómo salir", contó Mohammed Khalil, un testigo.
"La mayoría de las personas que murieron estaban durmiendo cuando comenzó el incendio y fallecieron asfixiadas", explicó Monika Bhardwaj, comisaria adjunta a cargo de esta zona del norte de Nueva Delhi. 
En numerosas ciudades indias, las fábricas y talleres se sitúan en barrios antiguos y modestos, donde los alquileres tienen precios asequibles.
Por la noche, los trabajadores más pobres duermen en sus lugares de trabajo. Muchos de estos empleados son migrantes y esto les permite ahorrar dinero.
Los vecinos de la zona llamaron a los servicios de emergencia al ver el fuego. Los bomberos tuvieron dificultades para acceder hasta las personas atrapadas por las llamas, debido a la estrechez de las callejuelas que rodean el mercado.
Cerca del lugar del drama, en el exterior de una morgue, familiares de las víctimas acudieron para identificar los cadáveres.
"Esta tragedia era inevitable", afirmó Naushad Ahmad, que buscaba a un amigo desaparecido.
"Solo había una entrada y salida en el edificio, y todos los contadores de electricidad estaban instalados cerca de la puerta principal. La gente no tenía ninguna oportunidad de salir", añadió.

Migrantes

Otras personas presentes seguían sin tener noticias de sus familiares.
"No sé si están vivos o muertos", explicó Noorjehan Bano, que esperaba cerca de un hospital. Su padre y su cuñado trabajaban y vivían en la fábrica.
Varios allegados de las víctimas afirmaron a la AFP que la mayoría de los obreros eran migrantes provenientes del estado indio de Bihar, una de las regiones más pobres del país.
Algunos cobraban solo 1.000 rupias al mes (14 dólares), añadió.
Todavía se desconocen las causas de este incendio mortal, el peor ocurrido en Nueva Delhi desde la muerte de 59 espectadores en un cine en 1997, afirmaron las autoridades indias.
Pero el director de los servicios de incendios de la ciudad afirmó a la agencia Press Trust of India (PTI) que el lugar no respetaba las normas antincendios.
La desorganización y la ausencia de medidas de seguridad a la hora de construir y de trabajar provocan a menudo estos accidentes.
Este incendio es "particularmente atroz. Tengo en el pensamiento a aquellos que han perdido a sus seres queridos", declaró el primer ministro Narendra Modi en Twitter.
"Las autoridades están brindando toda la ayuda posible en el lugar de la tragedia", agregó.
 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias