mundo
10:32 am - 6 de Octubre de 2016

Guardaespaldas de Kim Kardashian, sospechoso del robo a la celebridad  

Por: 
Noticiascaracol.com

En la mira de los diarios sensacionalistas se encuentra Pascual Duvier, guardaespaldas principal de Kim Kardashian, tras el robo del que fue víctima la celebridad en París.

El jefe de seguridad de la Kardashian, quien nunca se le despega, justamente esa noche no estaba con ella. Versiones periodísticas aseguran que podría haber un móvil y tiene que ver con la declaratoria de bancarrota de Duvier, quien acumula deudas por más de un millón de euros.

El robo

La estrella de la telerrealidad estadounidense fue atacada en un hotel por hombres armados que se llevaron joyas por unos nueve millones de euros.

Tras el robo, Kim pudo desatarse y llamar por teléfono a su guardaespaldas, informó este martes una fuente próxima a la investigación.

Según las primeras investigaciones, "se desató y llamó a las 02H56 locales (00H56 GMT) a su guardaespaldas que no estaba en el lugar en el momento de la agresión", explicó esta fuente. Pascal Duvier, que escolta a la multimillonaria estadounidense en la mayoría de sus viajes, "acompañó a la hermana de Kim Kardashian a una discoteca", según fuentes cercanas al caso.

El atraco se produjo el domingo por la noche hacia las 02H30 en una discreta residencia de lujo, el hotel de Pourtalès, cerca de la iglesia de la Madeleine, en un elegante barrio de la capital francesa.

Los cinco hombres iban armados y vestidos de policías. Después de atacar al guardia de seguridad, tres de ellos permanecieron vigilando y dos subieron al apartamento de la estrella, según una fuente cercana al caso. Le apuntaron con un arma en la cabeza y la encerraron en el baño, tras haberla amordazado y maniatado con cinta adhesiva.

Además de Kardashian y el guardia de seguridad, en el edificio también se encontraba una estilista de la estrella de la televisión. En un principio, los investigadores pensaron que había sido ella la que consiguió dar la alerta.

A la caza de pistas

Ninguna imagen de las cámaras de video permite avanzar en la investigación, y la policía técnica y científica están buscando posibles restos de ADN.

Tras el ataque, Kim Kardashian, de 35 años, que cuenta con 84 millones de seguidores en su cuenta Instagram, dijo que estaba "muy aturdida". Fue interrogada por la policía el lunes y regresó después rápidamente a Nueva York.

Según una fuente judicial, los asaltantes se llevaron un anillo de un valor de cuatro millones de euros y una caja con joyas avaludasa en otros cinco millones. Se trata del mayor robo de joyas a un particular en Francia en los últimos 20 años. Los ladrones también robaron dos teléfonos celulares.

Ver Comentarios

d