mundo
6:16 am - 14 de Marzo de 2013

Habemus papam latinoamericano: Francisco, el papa venido del fin del mundo

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio ha sido elegido este miércoles nuevo papa y ha escogido el nombre de Francisco.

El nuevo pontífice, de 76 años de edad, es el 266 papa de la Iglesia católica y sucede a Benedicto XVI, quien renunció el pasado febrero.

Se convirte en el primer papa de América Latina y, también, el primer sumo pontífice jesuita.

El anuncio de la elección lo hizo el primer cardenal de los diáconos (el Protodiácono), el francés Jean Louis Tauran.

El nuevo pontífice fue el segundo más votado en el cónclave de 2005, en el que fue elegido el alemán Joseph Ratzinger, Benedicto XVI.  

Escuche aquí: Iglesia Latinoamericana se siente complacida 


Primeras palabras

El papa Francisco dijo en sus primeras palabras a los fieles que "parece que los cardenales han ido a buscar al nuevo pontífice al fin del mundo", en referencia a su país de origen, Argentina .

"Comenzamos este camino de la Iglesia de Roma, obispo y pueblo, juntos, en hermandad, amor y confianza recíproca. Recemos unos por otros, por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Este camino debe dar frutos para la nueva evangelización", señaló Francisco, en su primera aparición ante los fieles tras ser elegido pontífice.

El nuevo papa se presentó ante las decenas de miles de fieles que llenaban la plaza de San Pedro del Vaticano vestido con la sotana blanca, pero sin esclavina roja.

"Hermanos y hermanas, buenas tardes. Sabéis que el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma y parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo al fin del mundo, pero ya estamos aquí", fueron las primeras palabras que pronunció, en medio de los aplausos de los presentes y ondear de banderas argentinas.

Después, pidió a los fieles que pidan a Dios que le bendiga y tuvo palabras de recuerdo para Benedicto XVI, quien, según fuentes oficiales vaticanas, ha seguido la "fumata blanca", el anuncio y la presentación del nuevo papa por televisión.

Francisco impartió su primera bendición Urbi et Orbi, a la ciudad de Roma y a todo el mundo.

Día histórico

02: 34 p.m. (Hora colombiana) El sumo pontífice se despide de la multitud en medio de aplausos

02: 30 p.m. El nuevo papa ora por la unidad de la Iglesia y da la bendición urbi et orbi.

02: 28 p.m. Francisco saluda y llama a la oración por la unidad de la Iglesia.

02: 22 p.m. El nuevo papa, Francisco, saluda por primera vez a los católicos.

02: 13 p.m. El protodiácono anuncia el nombre del nuevo papa: Jorge Mario Bergolio.

02:09 p.m. ¡Viva el papa!, el grito de los feligreses minutos antes de conocerse el nombre del sucesor de Pedro.

02:02 p.m.  Se encienden las luces en el balcón desde donde se hará el anuncio y la multitud grita emocionada.

02:02 p.m. En Roma continúan sonando las campanas de algunas iglesias, mientras que se espera el anuncio del protodiácono.

01:58 p.m. ¡Ábrete balcón! ¡Ábrete balcón!, el grito de los asistentes a la Plaza de San Pedro.

01.48 p.m. Cientos de personas se agolpan en la plaza de San Pedro para esperar con emoción que se abra el balcón del Vaticano. Será el protodiácono, el francés Jean-Louis Tauran, de 67 años, quien saldrá a anunciar el nombre del nuevo pontífice.

01:42 p.m. Se escucha el himno del Vaticano

01:40 p.m. Se entona el himno de Italia

01:32 p.m. La guardia suiza aparece en la plaza de San Pedro, donde se oyen gritos de júbilo y alegría.

01: 08 p.m. El humo blanco y el sonido de las campanas anuncian que los 115 cardenales eligieron al papa número 266.

Escuche aquí: Francisco I es un gran regalo para la iglesia: Conferencia episcopal argentina

El anuncio

El nuevo papa de la Iglesia católica fue elegido este miércoles en la segunda jornada del cónclave cardenalicio.

Los 115 cardenales reunidos en cónclave en la capilla Sixtina eligieron al nuevo pontífice en la quinta votación.

La fumata blanca salió de la chimenea de la Capilla Sixtina a las 19.08 hora del vaticano (18,08 GMT).

De inmediato se sintió una explosión de júbilo general en la Plaza de San Pedro, donde miles de seguidores esperaban el anuncio.

A la par de la fumata blanca, las campanas de la Basílica de San Pedro repicaron dando la buena nueva del pontífice, que pasó a la llamada sala de las lágrimas para vestirse con sotana blanca y zapatos rojos.

La gente se abrazó, lloró, y saluda hacia la Basílica donde está el balcón principal engalanado con terciopelo granate y desde el que el nuevo papa se asomó para pronunciar sus primeras palabras como pontífice al mundo.

El ritual

A partir de ese momento se puso en marcha un ritual que culminó con la bendición urbi et orbi que impartió el sucesor de Benedicto XVI a la ciudad de Roma y a todo el mundo. El humo blanco expelido por la chimenea instalada en la capilla Sixtina era la señal que aguardaban los miles de fieles desde el comienzo, este martes, del cónclave.

Inmediatamente después de producirse la elección canónica, el último de los cardenales diáconos, el estadounidense James Harvey, llamó a la capilla Sixtina al Secretario del Colegio Cardenalicio, al Maestro de Celebraciones Litúrgicas y a dos ceremonieros.

Dado que el cardenal decano, Angelo Sodano, y el vicedecano, Roger Etchegaray, no participan en el cónclave por tener más de 80 años, el encargado de preguntar al elegido si acepta ser papa o no fue  el cardenal italiano Giovanni Battista Re, que ha presidido la asamblea.

El cardenal Re en nombre de todos los electores pidió el consenso del elegido con la siguiente frase: "¿ACCEPTASNE ELECTIONEM DE TE CANONICE FACTAM IN SUMMUM PONTIFICEM?" (¿Aceptas tu elección canónica como Sumo Pontífice?). Una vez dada la respuesta afirmativa, le preguntó: "¿QUO NOMINE VIS VOCARI?" ("¿Con qué nombre quieres ser llamado?"). El Sumo Pontífice respondió: "VOCABOR ..." (Me llamaré...)

Tras aceptar -en esta ocasión- ser el 266 sucesor del apóstol Pedro, el cardenal elegido pasó a la pequeña habitación existente a la izquierda del altar mayor de la Sixtina, bajo el "Juicio Final" de Miguel Ángel.

En esa sacristía, conocida como la "sala de las lágrimas" por las que han derramado en ella a lo largo de la historia los papas recién elegidos, meditó en solitario y se vistió una de las tres sotanas blancas que encontró preparadas Ya vestido de blanco, el nuevo pontífice regresó a la Sixtina, donde fue recibido con un largo aplauso por los cardenales.

Después el primer cardenal de los diáconos (el Protodiácono), en esta ocasión el francés Jean-Louis Tauran, se asomó a la logia de las bendiciones de la basílica de San Pedro del Vaticano y anunció al pueblo la elección del nuevo Pontífice con estas palabras: "ANNUNTIO VOBIS GAUDIUM MAGNUM; HABEMUS PAPAM: Eminentíssimun ac Reverendíssimum Dóminum, Dóminum ... SANCTAE ROMANAE ECCLESIAE CARDINALEM ... QUI SIBI NOMEN IMPOSUIT ..." "Os anuncio una gran alegría Tenemos Papa el eminentísimo y reverendísimo señor ...el nombre Cardenal de la Santa Iglesia Romana, que ha tomado como nombre ..."

Temas relacionados: 
Ver Comentarios

d