Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Hombre prefirió ir a la cárcel antes que devolver su perro a su antiguo empleador

La empresa donde trabajaba le exigía que regresara al animal porque era "propiedad de la compañía" y no de él.

Perro pitbull terrier - 24 de enero.jpg
Tomada del perfil de Instagram @barri.myrick

Barry Myrick laboraba para una empresa de control de plagas de Nueva York, Estados Unidos, cuando a razón de la pandemia fue despedido en marzo del 2020, pero la compañía le exigió devolver a Roxy, un perra pitbull terrier entrenada para olfatear chinches y que era su compañera de trabajo.

Myrick estuvo con Roxy durante cuatro años inspeccionando casas y centros comerciales. La perra había sido asignada por la empresa, que cubría los gastos de comida y veterinaria. Desde entonces ha vivido con el hombre de 37 años.

“Ella es mi mejor amiga. Me comprometí a cuidarla hace mucho tiempo y nada se interpondrá entre ella y yo”, manifestó Myrick para el medio local New York Post.

Tras su despido, el hombre devolvió el vehículo de la compañía, las tarjetas de crédito y el equipo con el que trabajaba, pero no a su fiel compañera perruna.

En junio de 2020, el excontrolador de plagas recibió una carta de la corporación donde denominaba al animal como “propiedad de la empresa” y le exigió devolverla de inmediato, a lo que el hombre se negó.

La compañía, entonces, inició una acción legal, informó que la perra fue robada y le impusieron cargos a Myrick por hurto.

Publicidad

“Pasé 15 horas en la cárcel. No le deseo eso a mi peor enemigo”, declaró Myrick. "Las historias que escuché eran irreales: alguien golpeó a su padrastro con un bate de béisbol. No podía decirle a nadie que estaba allí por un perro”, agregó.

La compañía inicialmente no pidió que le devolvieran el perro porque Myrick les hizo creer que eventualmente volvería a trabajar con Roxy.

Hace cuatro años firmó un acuerdo que estipulaba que la empresa era dueña del perro.

Pero su abogado dice que la compañía perdió el derecho a Roxy al no pedir inmediatamente su devolución y no compensar a Myrick por cuidarla.

El mes pasado, un juez rechazó la demanda de la devolución del perro mientras se desarrolla el caso. Dictaminó, en parte, que lo mejor para Roxy era vivir con Myrick por ahora.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO