Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Indignación en Brasil por cruel asesinato de un hombre y su sobrino que habían robado carne

Según medios internacionales, fueron entregados a traficantes, quienes los torturaron antes de matarlos. Sus cuerpos los hallaron en el baúl de un carro.

homicidio en Brasil

Hay indignación en Brasil por el cruel asesinato de dos hombres identificados como Bruno Barros, de 29 años, y Yan Barros, de 19. Ambos fueron torturados y luego asesinados por traficantes en Salvador, estado de Bahía.

De acuerdo con el diario El País , tío y sobrino fueron sorprendidos robando carne en un supermercado. El gerente y los vigilantes del establecimiento son señalados de haber entregado a los hombres a sus asesinos.

El suceso tuvo lugar el pasado 26 de abril en la favela Nordeste de Amaralina.

Informa el medio español que “familiares y amigos no saben por qué Yan y Bruno salieron del barrio Fazenda Coutos, donde residían, y fueron a Nordeste de Amaralina el pasado lunes”.

Sin embargo, un audio enviado por Bruno a través de WhatsApp dio la primera señal de que algo había pasado.

El hombre le pidió a una amiga 700 reales (cerca de 494 mil pesos colombianos) para pagar una carne que había sustraído en el supermercado, pero ella no vio su mensaje porque estaba en una peluquería.

Publicidad

Finalmente, logró hablar con ella telefónicamente y él le contó que lo habían sorprendido junto a su sobrino intentando robar la carne y fueron agredidos en el parqueadero del lugar por el gerente y los vigilantes, quienes además les exigían pagar el producto para dejarlos ir.

“Si no les daban el dinero, los entregarían a traficantes de la zona, dominada por el Comando da Paz. A esta banda se la asocia con el Comando Vermelho, de Río de Janeiro, algo que la Secretaría de Seguridad Pública de Bahía niega”, subraya el diario.

Así la amiga del hombre hizo todo lo posible por recaudar el dinero, aunque solo consiguió reunir 250 reales.

Ella aseguró que llamó a Bruno y habló con uno de los vigilantes para pedirle una cuenta y enviar el dinero, mientras podrían reunir el valor restante, pero los empleados no aceptaron.

Otro audio, que conoció El País, da cuenta del desespero de Bruno ante la situación. “Si me entregan, voy a morir”, dijo.

En la última comunicación entre él y amiga, le pidió que llamara a la policía porque lo iban a entregar a los traficantes.

Publicidad

Ella señaló que denunció sobre la presencia de hombres armados en el supermercado, pero fue inútil.

“Testigos contaron a los familiares que los jóvenes fueron arrastrados por las calles de Nordeste de Amaralina mientras les pegaban”, agregó el periódico.

En redes sociales circularon fotos del momento en el que Bruno y Yan fueron detenidos por el hurto y luego otras imágenes cuando están en poder de los traficantes, y sus cuerpos con heridas de bala.

Las víctimas fueron abandonadas en el baúl de un carro.

Elaine Costa Silva, madre de Yan, dijo que los primeros rumores de que habían sido asesinados surgieron en las redes sociales.

Publicidad

Ambos fueron velados con los féretros cerrados, ya que quedaron desfigurados.

El doble crimen desató protestas el pasado viernes. La comunidad de la favela donde vivían las víctimas se dirigió al establecimiento comercial para manifestarse y exigir justicia.

Por su parte, en un comunicado, el supermercado Atakarejo señaló que está colaborando con las autoridades, aunque no aclaró si los empleados presuntamente involucrados fueron despedidos.

Entretanto, la Policía dijo que varios testigos de lo ocurrido han declarado, mientras avanzan las investigaciones.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias