mundo
10:22 am - 22 de Febrero de 2017

Infracciones de tránsito, suficiente motivo ahora para deportar indocumentados en EE. UU.

El gobierno Trump reveló nuevas medidas para devolver a sus países de origen a 11 millones de personas que no cuentan con permisos migratorios.

Ahora serán buscados y deportados no solo quienes hayan cometido crímenes  sino también violaciones como las de tránsito o robos menores. En total 15 mil agentes se unirán a inmigración para hacer cumplir la nueva norma.

En dos circulares internas, el secretario de Seguridad Interna, John Kelly, ordenó la contratación de nuevos empleados de la patrulla fronteriza (CBP) y la agencia de control migratorio (ICE), y abandonó de manera explícita la política de los pasados dos gobiernos de buscar maneras con el Congreso para retener en el país al grueso de los 11 millones de inmigrantes que viven clandestinamente en Estados Unidos.

"Todos aquellos en violación de las leyes de migración pueden ser sujetos a procedimientos de aplicación de la norma, incluyendo la remoción de Estados Unidos", indicó el DHS.

Las ordenes generaron pánico entre la comunidad inmigrante de Estados Unidos, donde millones de personas -la mayoría de ellos provenientes de México y América Central-, vislumbraban su posible deportación por primera vez en décadas.

Asociaciones de derechos humanos denunciaron una "cacería de brujas", advirtiendo que una "deportación masiva" rompería familias con arraigo en Estados Unidos y perjudicaría la economía.

Pero Kelly dijo que las órdenes eran necesarias para atacar un problema que ha "agobiado" los recursos públicos.

"El alza de la inmigración ilegal en la frontera sur ha agobiado las agencias federales y los recursos y ha creado una importante vulnerabilidad a la seguridad nacional de Estados Unidos", dijo en uno de los memorandos, citando retrasos "récord" en las cortes inmigratorias

Ver Comentarios

d