mundo
10:39 am - 18 de Noviembre de 2018

Irak declara como terrorista una tradición que permitía la libre venganza entre tribus

Por: 
Noticiascaracol.com / AFP

La ‘Degga ashayriya’, costumbre que se remonta a siglos atrás, aceptaba que se tomara la justicia por la propia mano si no se resolvía el problema negociando.

Esta tradición tribal hace temblar de miedo a barrios enteros de Irak, con su rosario de heridos o muertos por balas perdidas, granadas, y cohetes. La justicia la acaba de declarar "terrorista".

La ‘degga ashayriya’ ("advertencia tribal") en árabe se remonta a varios siglos atrás, pero en los últimos años se volvió más peligrosa debido a la proliferación de armas en el país.

Cuando entre los miembros de dos tribus estalla un conflicto, si una no se presenta para negociar y resolverlo o pagar el precio de sangre ante un consejo de dignatarios, entonces la otra va a una casa y dispara.

Abu Tayba (nombre ficticio) cuenta que su primo, un policía de 40 años, nunca tuvo altercados con nadie pero como salió de casa para ver quién disparaba a una vivienda aledaña acabó con una fractura en la pelvis y le tuvieron que extirpar parte del intestino al ser alcanzado por unas balas perdidas.

 "Advertir" con lanzacohetes 

A veces se usan armas pesadas, asegura la comandancia militar de Bagdad que recurrió al Consejo Superior de la Magistratura. Se usan "granadas, ametralladoras, lanzacohetes", asegura en una carta consultada por la AFP.

El Consejo Superior de la Magistratura anunció el 8 de noviembre que la "degga", por "tener como objetivo aterrorizar a la gente", con elementos de "terrorismo", queda sometida a la ley antiterrorista que prevé incluso la pena de muerte.

Tres días más tarde anunció el procesamiento de tres personas detenidas en delito flagrante de "degga" en un barrio de Bagdad. Un test para la justicia en un país donde las costumbres de las tribus suelen prevalecer sobre las sentencias de las cortes.  

En Basora, el jeque Raed al Freiji, presidente del consejo tribal de esta provincia del sur, asegura que la "degga" es "diaria" en su región, a menudo escenario de enfrentamientos entre tribus en los que participan decenas de hombres armados.

Impotencia policial 

"Ayer hubo dos 'deggas', anteayer tres, y causaron heridos e importantes daños", explica. Hace dos meses, una pelea conyugal desembocó en una "degga" que se saldó con "un muerto y tres heridos".

En 2017 "hubo una decena de personas muertas o heridas por la degga en Basora", afirma Mehdi al Tamimi, presidente de la comisión local de derechos humanos. 

En Basora, como en otras partes de Irak, no hay cifras oficiales sobre las víctimas de la violencia tribal.

Los dos hombres son unánimes: el fenómeno crece porque la justicia del Estado no se impone sobre las costumbres ancestrales. Porque los policías no intervienen por miedo a acabar metidos en conflictos tribales.

El jeque Adnan al Jazali, dignatario de una tribu importante del barrio de Sadr City en Bagdad, cree que "el responsable es el gobierno" porque no controla las armas y estas acaban en manos de jóvenes sin rumbo en un país con un desempleo altísimo. 

Como consecuencia - añade- "todos los jóvenes están armados y los conflictos tribales y la 'degga' se multiplican".

"Ley de la jungla"

En ocasiones estos incidentes "causan víctimas", confirma a la AFP el general Saad Maan, portavoz del ministerio del Interior. Y la única forma de acabar con esto, dice, es "con decisiones judiciales y aplicándolas".

Es un círculo vicioso, afirman dignatarios tribales, autoridades y observadores. "Como el derecho no se aplica la gente prefiere dirigirse a las tribus para obtener justicia", explica el jeque Freiji.

De todos modos, como la ley no suele aplicarse (por la corrupción, miedo a represalias...) "nada puede contener los enfrentamientos entre tribus", añade. "Es la ley de la jungla".

Abu Tayba también usa la fórmula "ley de la jungla" en el caso de su primo, todavía hospitalizado en estado grave.¿Qué "degga" lo condujo al hospital? Una pelea en una cafetería entre jóvenes de tribus rivales que habían ido a tomar té.

Ver Comentarios

d