Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Juan Manuel Santos e Íngrid Betancourt se juntaron en España para 'Una conversación pendiente'

Estuvieron en la Feria del Libro en Madrid para presentar su libro, que contiene “un mensaje de esperanza” sobre la realidad de Colombia.

Thumbnail

El 2 de julio de 2008, Juan Manuel Santos , entonces ministro de Defensa de Colombia, fue la primera persona ajena al mundo de la selva en abrazar a Íngrid Betancourt, después de que permaneciera seis años secuestrada a manos de la extinta guerrilla de las FARC.

"Le pregunté que qué quería y me dijo que un cigarrillo y un yogurt. Y entonces me fui, nos sentamos, conseguí un yogurt, nos sentamos ahí como en un andén a fumarse un cigarrillo y a comerse un yogurt", recordó el también expresidente de Colombia.

Así recordaron hoy ese abrazo, del todo accidental, que ahora tiene para los dos otro significado. Vivieron, desde dos perspectivas muy distintas, esa misma realidad desgarradora del secuestro y de la guerra. Después de muchos años, se juntaron en Oxford y ahí nació la idea.

"Era como poner las piezas que faltaban a un rompecabezas que yo tenía sobre la historia de Colombia. Juan Manuel tenía mucha información que yo no conocía y de pronto tuve que volver a repensar mis relaciones con algunas personas, eso fue para mí como cuando le quitan a uno un velo de los ojos", dijo Íngrid Betancourt .

Con la moderación del periodista Juan Carlos Torres, conversaron, extensa y virtualmente. Los suyos fueron diálogos de pandemia. El resultado: ‘Una conversación pendiente’, un libro que fue catarsis y complemento.

"Encarnaba algo que el mundo necesita, no solamente Colombia, y es esa capacidad de perdonar, capacidad de reconciliarse, de dejar a un lado los odios, de dejar a un lado la intolerancia y es lo que el mundo y Colombia necesitan. Y le dije ‘escribamos esto porque creo que esto es un mensaje de esperanza’", explicó Juan Manuel Santos.

Publicidad

Un cúmulo de anécdotas y reflexiones con el que aspiran a aportar al complejo proceso de reconstrucción de la verdad, en el que consideran que víctimas y victimarios aún no hablan el mismo idioma.

"Hasta que no puedan ellos sentir nuestro dolor, vamos a tener, digamos, esa incomunicación. Entonces, lo que estamos haciendo hoy en día es tratar de llegar a ese punto”, señaló Íngrid Betancourt.

En la presentación de ‘Una conversación pendiente’, durante la Feria del Libro en Madrid, explicaron que al decidir compartir sus memorias pensaron en brindar claves para entender mejor a Colombia.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.