mundo
5:24 pm - 21 de Febrero de 2018

¿La clonó? Ocho meses después de morir su esposa este viudo consiguió un remplazo exactamente igual

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

Jake Coates conoció a Emmy Collet cuando ambos tenían 11 años y desde entonces supieron que estarían juntos toda la vida, pero una inesperada enfermedad cambió su destino.

Fueron grandes amigos y cuando cumplieron 16 oficializaron su relación. Durante los siguientes tres años compartieron sus últimos años de colegio. Cuando partieron a la universidad tuvieron que separarse.

Diez años después, en 2015, volvieron a encontrarse y decidieron darse una nueva oportunidad ya que sus “sentimientos estaban intactos”. Para esa época Jake ejercía como doctor en Sídney, Australia, y Emmy era profesora de una escuela en Londres, Reino Unido. A pesar de la distancia, la feliz pareja decidió luchar por su amor.

Jake contó, en entrevista con BBC, que todos los días se comunicaban con ella por medio de FaceTime, aplicación para hacer videollamadas en iPhone, y que viajaba seguido a visitar a “mi pequeña langosta”, como la llamaba.

Durante ese mismo año y “luego de unas vacaciones en Filipinas, Emmy se enteró de que tenía cáncer de tiroides”, añadió.

Pese a los tratamientos a los que se sometió, desafortunadamente no logró ganarle la batalla a la muerte. Los medios del Hospital Royal Marsden, centro de tratamiento contra el cáncer, afirmaron que de haber descubierto la enfermedad a tiempo se hubiera salvado.

En un último intento para sellar su amor, Jake regresó a Londres en 2016 para pedirle a su “diminuta” que fuera su esposa. Al poco tiempo los doctores confirmaron que el cáncer había hecho metástasis y que Emmy no podría ser madre.

Ante la inesperada noticia, la mujer decidió congelar sus embriones con la esperanza de ser mamá luego de recuperarse. Lamentablemente al poco tiempo de contraer nupcias falleció.

En 2017, Jake aseguró que estaba dispuesto a correr 10 maratones para recaudar dinero y alquilar un vientre para concebir al bebé que soñaba tener junto a su esposa.

Ocho meses después y sin que nadie se lo esperara, a través de una historia en Instagram compartió la noticia de que se había enamorado de Jenna Shelby, una coordinadora de eventos deportivos que conoció en Islandia donde correría una carrera.

Jack compartió una foto de su “precioso pequeño panquecito”, como llama a Jenna.

La instantánea generó todo tipo de reacciones por parte de sus seguidores. Hay quienes preguntan si será la madre del anhelado bebé, hay quienes consideran que no le duró el luto y otros dicen estar de acuerdo con que pase la página y rehaga su vida.

Ver Comentarios

d