Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Madre logró reunirse con sus hijas que fueron abandonadas en el río Bravo: "El día que anhelaba"

La mujer, que se encuentra en México, aseguró que buscará asilo en Estados Unidos, pues salió de El Salvador huyendo de la violencia. Así fue el reencuentro con las pequeñas que sobrevivieron en el río Bravo.

Madre logró reunirse con sus hijas que fueron abandonadas en el río Bravo:  "El día que anhelaba"

Julia Aquino, una madre salvadoreña que se encuentra en México tras tratar de migrar a Estados Unidos, se logró reencontrar con dos de sus hijas , mismas que llenaron los titulares de prensa hace varios días, pues fueron abandonadas por coyotes en cercanías del río Bravo.

Después de mucho tiempo, la mujer logró abrazar a las pequeñas: “Creo que era el día que más anhelaba y fue triste. No sé, tantas emociones al ver a mis niñas. Las tres lloramos. Me abrazaron, me dijeron que me querían ver y que me extrañaban. No querían que nos volviéramos a separar”.

La mujer, de 26 años, no veía a sus hijas desde hace tres semanas. Las niñas estaban bajo la custodia del Estado mexicano tras ser halladas por autoridades migratorias.

Julia Aquino dice que dejaron El Salvador por violencia y que pagaron más de 9 mil dólares a un grupo de coyotes para que aseguraran el ingreso de las pequeñas, que, al parecer, iban a ser recibidas por sus abuelos paternos.

Publicidad

“Lamentablemente a mí me tocó tomar esa decisión y quizás no lo pensé bien, no lo asimilé bien y me dejé llevar. Lamentablemente pasó esto, pero gracias a Dios que nunca dejó a mis niñas solas”, aseguró.

Con las niñas bajo su custodia, la joven de 26 años busca asilo en Estados Unidos. Por el momento, las autoridades mexicanas le concedieron un permiso temporal para transitar por el país azteca.

Otros dramas migratorios

El sueño americano sigue cobrando vidas de latinoamericanos que intentan llegar hasta Estados Unidos  atravesando la frontera por México. Recientemente el periplo de una familia migrante ecuatoriana terminó en tragedia.

Publicidad

Papá, mamá y su hijo de 5 años intentaron cruzar el río Bravo. Esta familia migrante hoy llora la pérdida del hombre, que murió arrastrado por la corriente. Los tres salieron de Ecuador y cruzaron siete países: “Queríamos cumplir nuestros sueños de tener nuestra casita y que nuestro hijo saliera adelante, por eso salimos los tres".

Llegando al Puente I, en Piedras Negras, Coahuila. Patricio tomó a su esposa Marisol de la mano y a su hijo Yonathan se lo montó en hombros. Ninguno de los tres sabía nadar. “Él iba adelante, me cogió de la mano y cruzábamos, y cuando él ya sintió profundo él me jaló de la mano y empezamos a ahogarnos y la mochila fue la que me flotó a mí", relata Marisol Caguana.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.
  • Publicidad