Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Mantarraya casi le perfora el pulmón a una enfermera que se bañaba en una bahía

El aguijón venenoso de la mantarraya quedó a tres centímetros del pulmón derecho de la mujer, quien debió ser sometida a una delicada intervención quirúrgica.

Mantarraya casi le perfora el pulmón a una enfermera
Algunas mantarrayas tienen un aguijón venenoso en la cola que utilizan para defenderse de sus depredadores.
Imagen de referencia Pixabay

Una enfermera de Florida, Estados Unidos, se metió a las aguas de un reconocido destino turístico local para refrescarse, sin embargo, el chapuzón terminaría siendo bastante doloroso, pues un encuentro muy cercano con una mantarraya la mandó directo al hospital.

Kristie Cataffo-O'Brien contó a Today que el 22 de agosto de 2023 se metió en aguas profundas de la bahía de Tampa y, al meter la cabeza para refrescarse el cabello, sintió que algo en su espalda le comenzó a dar comezón y mucho dolor.

La enfermera de 38 años, residente de Apollo Beach, confesó que pensó que una medusa la había picado, pero, al levantarse, su esposo se dio cuenta de que tenía una mantarraya en la espalda.

Aunque lleva más de 35 años viviendo en la zona, admitió que nunca había tenido un encuentro cercano con este tipo de animal y cree que no lo pisó, sino que se sentó muy cerca y este se sobresaltó, insertándole el aguijón en la parte trasera.

Tuvo que entrar en un "estado meditativo" para poder afrontar la situación, especialmente porque el animal de unos 30 centímetros de largo se mantuvo vivo hasta que llegaron los organismos de rescate a auxiliarla.

Publicidad

La gigantesca púa trasera de la mantarraya se incrustó en la parte superior de la espalda de Kristie, llegando a estar peligrosamente cerca de su pulmón y columna.

Tras una semana en el hospital, la mujer debió ser sometida a una cirugía para extraer el elemento extraño de su cuerpo y recibir tratamiento con antibióticos.

Pese a que volvió a casa, aún tiene bastante dolor en el brazo derecho, esto debido al veneno presente en el aguijón.

Publicidad

“Física y mentalmente, ha sido mucho. Soy enfermera, así que estoy acostumbrada a cuidar a otras personas, por lo que me resulta increíblemente difícil dejar que la gente me cuide y pedir ayuda”, declaró la mujer a Today.

Su esposo es quien ha estado a su lado e inició una campaña en GoFundMe para recoger fondos que le ayuden a solventar sus gastos médicos.

El proceso de recuperación será largo, y hasta el momento, doloroso. Sin embargo, esto no la detendrá de volver al agua.

Publicidad

  • Publicidad