Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Maté a Warda y al niño”: con un mensaje de WhatsApp, hombre confiesa horrendo crimen

Aunque el criminal informó de lo ocurrido a las familias de las víctimas, que eran su esposa y su hijo de 7 años, posteriormente decidió guardar silencio.

homicidio asesinato.jpg
Foto de referencia: archivo Colprensa.

El lunes, la noticia del asesinato de una mujer embarazada y su hijo de 7 años conmovió a Palma de Mallorca, en España. Las víctimas, identificadas como Warda y Mohamed, de 7 años, arrastraban una pesada carga de violencia intrafamiliar.

Según el Diario de Mallorca , el primero en enterarse habría sido el hermano de Warda, que recibió un escalofriante mensaje de WhatsApp.

“He matado a Warda y al niño. Si queréis verlo, están en casa”, decía el mensaje escrito en árabe.

Al ver la noticia, el hombre corrió a la vivienda ubicada en la población de Sa Pobla, timbró varias veces y como nadie abrió ingresó por uno de los patios.

Allí, según informó ese medio balear, el hombre halló a Warda, de 28 años, y a su hijo Mohammed en el suelo, sin vida.

Al tiempo, Alí Khouch, el implicado en el crimen llamó a la Guardia Civil española para entregarse.

Publicidad

Según medios locales, la relación de Warda y Alí, ambos de origen marroquí, era tortuosa.

Incluso, ella lo había denunciado en varias ocasiones por violencia intrafamiliar y en 2012 decidió marcharse de España dejando al marroquí de 26 años solo.

Pero este la habría convencido de que era otro hombre, hasta 2018 cuando ella reiteró sus denuncias, pero con un diferenciador: ya tenía un hijo y manifestó a las autoridades españolas que esto era como una costumbre para ella.

Decidió entonces rechazar la protección y resguardo que le habían brindado y regresó al seno del infierno que vivía junto a Alí, de 26 años.

Todo terminó con su muerte y la de su hijo, estiman las autoridades, el domingo en horas de la tarde. Un día después, Alí envío a su cuñado el doloroso mensaje: “He matado a Warda y al niño. Si queréis verlo, están en casa”.

Alí permanece detenido.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias