mundo
8:39 am - 23 de Mayo de 2020

Médica colombiana narra “las horribles y eternas noches” que vivió por una recaída de COVID-19

Johanna Paola Contreras cuenta la angustia que significaba ver a sus colegas atendiéndola por el miedo a contagiarlos. Aún no se explica cómo logró salvarse. 

Esta colombiana es una de las pocas cardiólogas de trasplantes en el mundo, está radicada en Nueva York y trabaja en el Mount Sinaí, justamente en las salas de cuidados intensivos se contagió de coronavirus. 

“Yo empecé con un cuadro de dolor de pecho severo, dolor de cabeza y fiebre. El cuadro se complicó 24 horas a una dificultad respiratoria severa”, dice. 

Cuenta que sus números de oxígeno empezaron a disminuir considerablemente, por lo que terminaron poniéndole una máscara. ¿Qué pasaría al día siguiente? Era la pregunta que la angustiaba. 

“Pensé que era mi última noche y me dijeron que me tenían que entubar y me sentí sin fuerzas, como si fuera la última noche que fuera a vivir”, recuerda. 

En una semana le dieron de alta, respiró un poco mejor pero pronto volvería a complicarse: los dolores en el cuerpo los describe como insoportables. 

“Un dolor de pecho severo, una fiebre persistente, las noches fueron eternas, las pesadillas nocturnas con la fiebre severa fueron horribles; pensaba que cada noche podía ser la última noche y que de pronto no podía sobrevivir”, asegura. 

Por eso, Johanna Paola Contreras envía un mensaje a Colombia.

“La vida es corta, este virus no discrimina a nadie, hemos visto tanto pacientes de cuatro años como de 100 años morir. Hemos visto a personas sanas, sin ninguna predisposición, tener una complicación severa, pacientes llegar casi muertos al hospital y les digo a los colombianos que lo único que podemos hacer hoy en día es ayudarnos los unos a los otros”. 

Pronto, la médica Contreras volverá a la UCI para enfrentar al coronavirus. 

Ver Comentarios

d

X
Publicidad