mundo
1:28 pm - 26 de Mayo de 2016

Muere niño con cáncer símbolo de la crisis de la salud en Venezuela

Por: 
Noticiascaracol.com

En un edificio de Caricuao, al oeste de Caracas, pasaba sus días Oliver Sánchez, un niño de 8 años que falleció el pasado martes como consecuencia de un Linfoma no-Hodgkin.

Oliver se robó el corazón de los venezolanos y fue conocido porque participó en una protesta para exigir los medicamentos que necesitaba para su tratamiento.

Hoy las redes sociales de Venezuela lloran la muerte del pequeño. No olvidan cuando en febrero desplegó esta pancarta elaborada por él mismo durante una protesta por la escasez de medicamentos.

Ese día su abuela, Migdalia Machado, quien también padece cáncer, relato el drama que vivía junto al pequeño.

“Estoy sin tratamiento desde diciembre porque no hay...también tengo un nieto de 8 años que lastimosamente tiene un Linfoma no-Hodgkin y tampoco se le  consigue el medicamento”.

La madre de Oliver dejó de trabajar para sumarse a la incansable búsqueda de anticonvulsivos, antiepilépticos y otros medicamentos que complementaban el tratamiento contra el cáncer que requería Oliver.

“A pesar de que era un niño, él percibía la falta de medicamentos, lo que estaba pasando su familia para conseguirlo. Mitzaida fue una persona que se dedicó a través de las redes sociales tratar de ubicar aunque fuera uno o dos medicamentos. Nunca hubo la posibilidad de tener todos los medicamentos al mismo tiempo, entonces cómo puedes llevar un tratamiento para un niño con cáncer así de esa manera”, explicó Ricardo Lobo, primo de Oliver.

Ricardo recordó que el pasado sábado 14 mayo, en la residencia de su abuela, Oliver convulsionó y no hubo el medicamento para ayudarlo. Lo llevaron a tres hospitales donde además no tenían  terapia intensiva para atender su complicación.

“Tuvieron que llevarlo al Materno Infantil de emergencia porque había quedado en shock, no reaccionaba; de allí al Pérez Carreño donde diagnosticaron que necesitaba una cama de terapia intensiva, la cual no se consiguió allí. Pero al final…nada, tuvimos que recurrir a una clínica privada  y una vez que ingresó no reaccionó”, explicó el familiar.

La historia de Oliver se conoce por su lucha, por el cartel en el que había plasmado su mayor anhelo “Quiero curarme, paz y salud”.

Sus palabras no serán olvidadas en Venezuela, en donde la escasez de medicinas supera el 90% según la Federación Farmacéutica.

Diputados de la Asamblea Nacional le rindieron un homenaje al menor mostrando su fotografía en plena sesión.

 

Ver Comentarios

d