mundo
12:46 pm - 28 de Julio de 2017

Murió Charlie Gard, el bebé británico con enfermedad terminal que una corte ordenó desconectar

Por: 
Noticiascaracol.com / AFP

“Nuestro maravilloso chico se ha ido, estamos tan orgullos de ti”, dijo su mamá, quien había pedido que el pequeño pasara sus últimas horas en casa. 

Charlie Gard había sido trasladado del hospital londinense de Great Ormond Street hacia una unidad de cuidados paliativos. 

"El hospital rechazó nuestro último deseo", había dicho Connie Yates, la madre de Charlie, luego de que la Alta Corte de Justicia le rechazara el jueves un plazo adicional antes de detener la asistencia respiratoria.

Padres del bebé Charlie Gard ahora luchan para que su hijo muera en...

"Queríamos sólo estar en paz con nuestro hijo, sin hospital, sin abogado, sin prensa. Sólo un momento privilegiado con Charlie, lejos de todo el resto, para decirle adiós con todo el amor posible", declaró en un comunicado.

El hospital indicó por su parte que los médicos habían "intentado absolutamente todo" para responder a las demandas de los padres, pero subrayó que tomar "el riesgo de que Charlie termine de manera imprevista y caótica es un resultado impensable para todas las personas concernidas, que dejarían a los padres sin los últimos instantes con él".

Vea, además: “Hemos dejado partir a nuestro hijo": padres del bebé Charlie Gard abandonan batalla legal

Charlie sufre una extraña enfermedad, el síndrome de depleción del ADN mitocondrial, lo que causa debilidad muscular progresiva en el corazón y otros órganos clave, necesitando un aparato respirador al no poder realizar la función por sí mismo.

Batalla judicial

Su combate judicial comenzó en abril, cuando el hospital londinense de Great Ormond Street había decidido cortar la respiración artificial al bebé, que sufre la enfermedad del síndrome de depleción del ADN mitocondrial, que afecta a las células responsables de la producción de energía y de la respiración.

Alta Corte de Londres había dado la razón a los médicos, una decisión confirmada luego por la Corte de apelación, la Corte Suprema y la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH), el 27 de junio.

Pero, ante la movilización de medios cristianos, la intervención del papa Francisco y del presidente estadounidense Donald Trump a favor de los padres, el hospital solicitó una nueva audiencia ante la Alta Corte para que los "nuevos elementos para un tratamiento experimental" propuesto por "dos hospitales experimentales", uno en Estados Unidos y otro en Italia, fueran examinados.

Sin embargo, los médicos londinenses seguían pensando que prolongar el tratamiento sería "injustificado", ante los sufrimientos padecidos por el bebé.

"Lamentablemente, es demasiado tarde", declaró el abogado de los padres, Grant Armstrong.

"Continuar con este tratamiento ya no beneficia a la salud de Charlie", agregó el abogado, subrayando que sus clientes habían tomado su decisión tras haber visto los últimos exámenes y escáneres cerebrales de su hijo en la última semana.

"Charlie ha sufrido atrofia muscular severa" y "el daño que han sufrido sus músculos es irreversible", explicó el abogado.

El juez Nicholas Francis rindió homenaje a los padres "por el amor y la atención que brindaron a su hijo Charlie". "Ningunos otros padres habrían podido hacer más por su hijo", agregó.

Ver Comentarios

d