mundo
8:20 pm - 1 de Abril de 2018

Murió exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, enjuiciado por la muerte de 1.771 indígenas

Por: 
Noticiascaracol.com / AFP

Fue encontrado culpable y condenado a 80 años de prisión, pero la sentencia fue anulada y ordenaron nuevo juicio. Falleció a los 91 años por causas naturales.

Los restos del exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt fueron sepultados este domingo en una ceremonia privada a pocas horas de su fallecimiento.

El exjefe de Estado fue colocado en un ataúd y sobre el féretro se extendió una bandera azul y blanca de Guatemala, según imágenes captadas cuando era trasladado de la carroza funeraria al camposanto, donde el acceso estuvo restringido a la prensa.

Ríos Montt, de 91 años, murió la mañana de este domingo a causa de un infarto en su residencia de la capital y la familia rechazó que recibiera honores oficiales.

Con la muerte, el juicio por genocidio que enfrentaba quedó clausurado y nunca ingresó a una prisión, a pesar de que en 2013 fue condenado a 80 años de cárcel al ser encontrado culpable de asesinar a 1.771 indígenas mayas ixiles en el departamento de Quiché (norte) durante régimen entre 1982 y 1983.

La sentencia fue anulada por la máxima instancia judicial del país y ordenó un nuevo juicio especial tras ser diagnosticado por demencia senil y otros serios padecimientos médicos.

Previo a ser sepultado en un cementerio privado de la capital, familiares y amigos cercanos realizaron una ceremonia religiosa y lo despidieron entre aplausos y vivas.

"Recuerdo que se fue libre, que murió libre", gritó la hija del Ríos Montt, Zury Ríos, mientras que amigos la secundaron con "que viva el general Ríos Montt, el que nos libró de los comunistas".

La esposa del exjefe de facto, Teresa Sosa, acompañó el sepelio en una silla de ruedas, y la prensa pudo observar la ceremonia desde un lugar cercano porque soldados hicieron vallas humanas e impidieron el acceso al lugar.

El general retirado recibió además honras fúnebres por unos 200 militares del ejército de varias unidades, algunos de los cuales hicieron disparos al aire como parte de los actos.

Paralelamente, decenas de familiares de víctimas realizaron una protesta frente al antiguo Palacio de Gobierno en el centro de la capital para exigir justicia y criticar la impunidad que prevaleció sobre las acusaciones contra Ríos Montt hasta su muerte.

"Ríos Montt Genocida, los pueblos no perdonan, no olvidan" escribieron con pintura roja sobre el asfalto de una calle del Palacio Nacional, además de manchar con ese color la bandera guatemalteca para representar la sangre derramada durante su régimen.

Su corto periodo fue considerado uno de los más violentos durante los 36 años de guerra civil que ensangrentó el país (1960-1996), según un informe de la ONU presentado en 1999 donde se afirma que en Guatemala se cometió genocidio.

El documento precisó que entre 1978 y 1984 se produjo el 91% de las violaciones de derechos humanos de la guerra, que dejó 200.000 muertos o desaparecidos.

Ver Comentarios

d