Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Murió joven con COVID que tuvo que esperar atención médica acostada en el piso

Tras ser ingresada al hospital, Lara Arreguiz, de 22 años, empeoró y falleció por tres paros cardiorrespiratorios. Su mamá espera que su historia sirva para crear empatía y conciencia.

Lara Arreguiz - foto tomada de Instagram.PNG
La joven de 22 años era estudiante de medicina veterinaria -
foto tomada de Instagram @laraarreguiz. <br/>

Lara Arreguiz, una joven de 22 años, se convirtió en la imagen del colapso sanitario que se vive en varias ciudades de Argentina por estos días. Ella murió por complicaciones del COVID-19 y luego de esperar en el piso de un hospital a ser atendida.

Claudia Sánchez, su mamá, fue la encargada de tomar la foto que le ha dado la vuelta al mundo.

Ingresamos y Lara ya estaba muy descompuesta, se ahogaba. Insistí tres veces en admisión para que por favor nos hagan pasar porque se desmayaba. Nos dejaron en un pasillo, donde pasaban pacientes con o sin COVID-19”, contó la mujer al diario Clarín .

La progenitora también manifestó que cuando una mujer vio a su hija en el piso la cubrió con una chaqueta y la protegió del frío.

Publicidad


La joven, que sufría de diabetes, empezó a presentar síntomas de coronavirus desde el pasado 13 de mayo. Cuatro días después le confirmaron que era portadora de la enfermedad y recetaron antibióticos. No obstante, su condición no mejoró y por el contrario y empeoró en cuestión de minutos.

Luego de verla tirada en el piso, trabajadores del hospital le permitieron el ingreso.

El 19 de mayo su condición se tornó crítica, pues sus pulmones mostraban una grave afectación por el virus.

Esa situación llevó a que la remitieran a una unidad de cuidados intensivos, en la que falleció luego de sufrir tres paros cardiorrespiratorios.

Yo entiendo el colapso sanitario, pero me duele haberla visto tirada en el piso sin respirar y que nadie haga nada”, dijo la madre, que espera que la historia de su hija “sirva para que con la próxima Larita tengan más consideración”.

Sus familiares la recordarán como una joven amante de los animales y la naturaleza. Era estudiante de medicina veterinaria.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias