mundo
2:39 pm - 11 de Diciembre de 2018

Ante la crisis, los juguetes artesanales en Venezuela tienen una nueva vida

Camioncitos de madera se han convertido en los preferidos ante la imposibilidad de adquirir los de batería y control remoto.

Son tiempos difíciles, a tal punto que parece que San Nicolás se mudó de Venezuela, ya que un juguete para niño en promedio no baja de los 5.000 bolívares.

Alfredo Flores es un colombiano que lleva mucho tiempo en Venezuela y, con sus 84 años, recuerda sus orígenes como ebanista y cómo ayudaba a otros.

“Yo les hacia los camioncitos a mis hermanos, les hacia las camitas a mis hermanas”, relata.

En el taller, que también es su casa, tiene los tan solicitados camiones de madera. Hoy cuestan 2.500 bolívares, lo que vale un paquete de baterías para un carrito a control remoto. Sus cansadas manos convierten trozos de madera en la alegría para un niño.

“Han tenido éxito porque, fíjate, hay 7 y 4 más que estoy haciendo ahí”, explica.

Entre tanto, las jugueterías lucen desoladas, las ventas bajaron. A pesar de que incluso ofrecen juguetes artesanales pocos pueden comprar.

Quienes tienen familia fuera del país, como en el caso de Noemí, respiran con alivio. En su caso, sus dos niños tendrán un juguete barato, pero lo tendrán.

En Venezuela se acostumbraba regalar en el Día de Reyes. Hoy los esfuerzos están concentrados en las dos cenas, la de Navidad y fin de año.

Ver Comentarios

d