Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Nicaragua expulsó a sacerdote panameño por organizar una procesión de Semana Santa

"Me metieron en una patrulla, me llevaron a la frontera y me dijeron 'usted está fuera del país y no puede regresar más'", contó el sacerdote panameño. Lo anterior luego de que el régimen de Daniel Ortega prohibiera los actos religiosos.

Thumbnail

Un sacerdote panameño denunció este martes que fue expulsado de Nicaragua y llevado a la frontera con Honduras, acusado de haber realizado una procesión de Semana Santa sin autorización.

"Me metieron en una patrulla con dos policías y me llevaron a la frontera [con Honduras] y ahí me hicieron cruzar y me dijeron: usted está fuera del país y no puede regresar más", dijo Donaciano Alarcón, sacerdote panameño, en entrevista con Radio Hogar de la Arquidiócesis de Panamá.

El sacerdote panameño era párroco desde hace un año y medio en la localidad de Cusmapa, cerca de la frontera con Honduras, y contó que fue detenido el lunes por la Policía luego de oficiar una misa.

Las autoridades de Nicaragua no han informado sobre este hecho, ocurrido en medio de tensiones entre el gobierno de Daniel Ortega y la Iglesia, mientras las relaciones diplomáticas de Managua con el Vaticano están al borde de la ruptura.

Managua ha expulsado a otros sacerdotes católicos anteriormente y el obispo Rolando Álvarez fue condenado en febrero a 26 años de prisión.

Publicidad

Medios opositores nicaragüenses han afirmado que el gobierno prohibió las procesiones en esta Semana Santa, que son tradición en el país, aunque ninguna norma ha sido publicada en el diario oficial.

El superior de los claretianos para Centroamérica, Ismael Montero, afirmó que a Alarcón lo "estaban siguiendo" desde hace días.

"Aprovechando que venía de la misa y estaba fuera de casa, aprovecharon a detenerle y ponerle en la frontera con Honduras", indicó Montero a la misma emisora.

Alarcón aseguró que la policía lo acusó de estar "soliviantando al pueblo" y de realizar "via crucis y procesiones", cargos que negó.

Publicidad

"Yo no hice procesión, porque estaban prohibidas, y yo era el primerito en decirle a la gente que no hubiera procesión", señaló Alarcón.

El religioso afirmó que la situación en Nicaragua es "incómoda porque no se puede hablar nada". "Yo nunca he hablado de política porque no me interesa, pero sí el tema de la justicia", agregó.

Las relaciones diplomáticas entre Managua y El Vaticano quedaron al borde de la ruptura el 12 de marzo, cuando el Ministerio de Relaciones Exteriores nicaragüense sostuvo en un comunicado que "se ha planteado una suspensión de las relaciones diplomáticas" con ese Estado europeo.

Esa declaración surgió días después de que, en una entrevista concedida al portal argentino Infobae, el papa Francisco calificara al gobierno de Ortega como "dictadura grosera" y que el mandatario izquierdista sufre un "desequilibrio".

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.
  • Publicidad