Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

LogoNoticias_PushNotification.jpg
#EstáEnTusManos

Activar notificaciones


Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Padre se reencontró con su hijo de 10 años, del que fue separado por no saber inglés

Ervin Albizures tuvo que esperar 326 días para abrazar de nuevo a su papá, que huyó de Guatemala a EE. UU. por amenazas de pandillas.

El hombre aseguró que pidió asilo en mayo pasado y después de nueve días de encierro le hicieron firmar documentos que estaban en inglés. Con ellos aceptaba su deportación y permitía que su hijo quedara en un centro para menores.

Once meses después, y antes del reencuentro, Ervin estaba ansioso y solo pensaba en lo que quería decirle a su padre: “que lo amo mucho”.

La historia de esta familia se conoció en agosto del año pasado en Guatemala, a más de 3.200 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, en la aldea Las Nueces.

Publicidad

Allí inició la travesía de José Albizures con el mayor de sus cuatro hijos, que terminó en un albergue para menores.

Gracias a la ayuda de una organización proinmigrante, Ervin fue localizado y pudo comunicarse con su familia.

Casi un año después se reencontró con su padre en Arkansas, EE. UU., y esa misma fundación lleva su caso de petición de asilo.

Aunque la cifra exacta de familias separadas aún es incierta, el departamento de Seguridad señala que más de 3 mil familias como esta fueron separadas en la frontera, sufriendo así los efectos de la política tolerancia cero.

En contexto:Pese a exigentes controles, se incrementa el número de migrantes que ingresan a EE. UU.

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO