mundo
5:59 pm - 9 de Mayo de 2013

Papa canonizará a 800 mártires asesinados por la fe hace más de 500 años

Artículo
Por: 
Noticiascaracol.com

La historia de los mártires de Otranto comienza el 28 de julio de 1480, cuando la ciudad más oriental de Italia fue asediada por una flota comandada por Agometh, que estaba a las órdenes de Mahoma II, el Conquistador, quien en 1453 había conquistado Bizancio y ahora quería Roma.

Los soldados que custodiaban la ciudad no tardaron en abandonarla, dejando solos a los refugiados. El 11 de agosto, las milicias musulmanas entraron a Otranto y comenzaron una matanza, en la que murió el obispo de la ciudad Stefano Pendinelli.

Agometh ordenó a los soldados reunir a los hombres sobrevivientes, mayores de 15 años, y les pidió renunciar a la fe cristiana o, de lo contrario, serían decapitados.

Según la tradición, un sastre de la ciudad de nombre Antonio Primaldo tomó la vocería y dijo: "Todos creemos en Jesucristo, hijo de Dios, y estamos dispuestos a morir mil veces por él". Agometh decreta la condena a muerte de los 800 prisioneros.

Grupos de 50 prisioneros fueron llevados a la colina de la Minerva, en las afueras de la ciudad, y decapitados.

Benedicto XVI firmó el 20 de diciembre de 2012 el decreto con el cual se reconoce un milagro gracias a la intercesión de este grupo de mártires.

Antonio Primaldo es el único nombre que se transmitió de los 800 desconocidos, entre los que figuraban pescadores, artesanos, pastores y agricultores.

 

 

Ver Comentarios

d