Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Pedro Sánchez pide al Congreso su elección para terminar con el bloqueo en España

El dirigente socialista busca ser investido, la próxima semana, al frente de un gobierno de coalición de izquierdas.
De esa manera, dice, se pondría fin a ocho meses de bloqueo político.
"Los españoles han votado gobierno, no han votado bloqueo, no han votado parálisis y nuestra obligacion es buscar la mejor solución que pueda lograrse", afirmó el líder del PSOE y actual presidente del gobierno en funciones.
El debate debe alargarse hasta el martes y se prevé que ponga fin a la parálisis en España desde la celebración de las elecciones de abril, el posterior fracaso en la formación de un gobierno y la repetición de los comicios el 10 de noviembre.
Primera fuerza con 120 diputados, los socialistas del PSOE buscan un gobierno de coalición con la izquierda radical Podemos (35 diputados) que prevé, entre otras medidas, un aumento de impuestos y del salario mínimo y la derogación parcial de una reforma para liberalizar el mercado laboral.
En un fragmentado Congreso de 350 diputados, Sánchez perderá la primera votación del domingo, que requiere mayoría absoluta, y deberá esperar al martes en una segunda tanda donde le basta una mayoría simple con más síes que noes.
Esta la tiene a priori asegurada gracias al respaldo o la abstención de varias formaciones regionales, entre ellas los independentistas catalanes de Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) tras un acuerdo con el PSOE que alarmó a la derecha.
Según dicho acuerdo, se instalará "una mesa de diálogo" entre el gobierno central y el regional catalán cuyos futuros acuerdos se someterán "a consulta de la ciudadanía de Cataluña", considerada por la oposición como un ataque a la unidad nacional.
"No se va a romper España, no se va a romper la Constitución, aquí lo que se va a romper es el bloqueo al gobierno progresista democráticamente elegido por los españoles", se defendió Sánchez justo iniciar su discurso.
Entre abucheos de los diputados de derecha, el socialista reconoció la existencia de "un conflicto de naturaleza política" en Cataluña, escenario en 2017 de un fallido intento de secesión, y apostó por "retomar la senda del diálogo, la negociación y el pacto".
Esa crisis se agudizó antes de las elecciones de noviembre con la condena a cárcel a mediados de octubre de nueve dirigentes implicados en esa tentativa de independencia y el estallido de fuertes protestas en Cataluña, en ocasiones violentas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias