mundo
12:33 pm - 17 de Noviembre de 2017

¿Por qué esta foto publicada en Facebook ayudó a resolver un caso de asesinato 50 años después?

Parece una simple escena familiar, pero sirvió para que el hermano de la víctima recordara la fatídica noche.

Paul Booth, de 18 meses, falleció el 1 de octubre de 1968. Por más de 50 años la familia creyó que el menor murió por que se había caído de la cama, versión dada por David Dearlove, padrastro del menor.

El único que no creía en lo dicho por Dearlove era Peter Booth, hermano mayor del Paul. Desde pequeño sabía que lo dicho por su padrastro era mentira.

Parecía que el caso iba a quedar en el olvido, pero Gracias a una foto de Paul con su padrastro, publicada por un hijo de Dearlove en Facebook, se despertaron los recuerdos del escéptico hermano.

La foto en sí no tiene nada extraño, es una típica escena familiar. Pero gracias a ella, este se acordó que la noche en que murió su hermano, él vio a su padrastro agarrando a Paul de las piernas y golpeando la cabeza contra la pared de la chimenea una y otra vez.

Con la violenta escena rondándole aún en la cabeza, Peter le contó a su prima lo que había pasado con su hermano. Ella no lo dudó y denunció a David ante las autoridades.

Aunque habían pasado 50 años, David, quien se separó de la madre de los Booth años después, fue llamado a los tribunales.

En el juicio participaron varias personas que fueron testigos de los sucesos posteriores al supuesto accidente.

Peter fue el primero en declarar y contar todo lo que vio a través de una puerta entrecerrada que daba hacía la chimenea.

También dieron su versión de los hechos los vecinos de la familia.

Dorothy Hompton, quien fue la primera ajena a la familia en llegar a la escena del asesinato, cuenta: “La señora Booth llegó a mi casa llorando, diciendo ‘mi bebé dejó de respirar’. Fui a ayudarles. Allí vi a Dearlove tratando de reanimar al pequeño.”

“Observé marcas rojas en la mano derecha del niño. El padrastro dijo que eran quemaduras por las tuberías del agua caliente. Me sorprende como la señora Booth encubrió todo”, agregó la vecina.

El informe forense determinó que el niño había muerto por un golpe en la cabeza. También reveló que Paul también presentaba moretones en todo el cuerpo; en ese entonces, la madre había justificado los hematomas porque el menor se había caído de las escaleras días antes.

Dearlove ha negado todas las acusaciones. Según la defensa, no se puede confiar en los recuerdos de una persona que en ese momento tenía cuatro años.

El desenlace de esta cruenta historia familiar se sabrá en diciembre, cuando el juez de su veredicto.

Ver Comentarios

d