Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Problema de salud de Bolsonaro es consecuencia del atentado que sufrió en campaña presidencial

El mandatario de Brasil recordó que en 2018 fue apuñalado. Concedió una entrevista desde el hospital donde está recluido.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este jueves, desde el interior de un hospital en Sao Paulo en el que está ingresado para tratar una obstrucción intestinal , que la posibilidad de que sea sometido a una cirugía está "bastante alejada".

"Esa obstrucción es siempre un riesgo muy alto, pero gracias a Dios de ayer para hoy evolucionó bastante ese cuadro. La posibilidad de cirugía está bastante alejada", dijo Bolsonaro en una entrevista concedida a la cadena televisiva RedeTV!, desde una camilla de hospital y al lado de su gastroenterólogo Antonio Luiz Macedo.

Bolsonaro, de 66 años, se encuentra ingresado desde la víspera en el Hospital Vila Nova Star de Sao Paulo, tras ser trasladado desde la capital Brasilia debido a una complicación en el cuadro intestinal, que atribuye a las consecuencias del atentado que sufrió en 2018 , cuando fue acuchillado en el abdomen en medio de la campaña electoral que lo llevó al poder.

"Llegué aquí ayer con un indicativo muy fuerte para una cirugía, porque fue constatada una obstrucción intestinal. Todo eso pasó debido a una puñalada que recibí y cuatro cirugías", completó el líder de la ultraderecha brasileña.

Sin embargo, ante la buena evolución que ha presentado, el médico del jefe de Estado confirmó que, por ahora, la necesidad de una operación "está alejada".

"El presidente hoy ha mejorado", por lo que "la cirugía, en principio, está alejada, una vez que el intestino comenzó a funcionar y el abdomen está más flácido y trabajando más", destacó Macedo, quien acompaña al mandatario desde el ataque de 2018.

Publicidad

Asimismo, según el último boletín del hospital, divulgado poco después de la entrevista, Bolsonaro mantuvo este jueves una "evolución clínica satisfactoria", por lo que también se le fue retirada la sonda nasogástrica a través de la cual venía alimentándose.

Por ello, el mandatario tiene previsto iniciar este viernes la alimentación vía oral, aunque en un primer momento deberá mantener una dieta a base de líquidos.

Pese a la mejora en su cuadro clínico y de laboratorio, el equipo médico enfatizó que, por el momento, "el presidente sigue sin previsión de alta hospitalaria".

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias