mundo
11:41 am - 7 de Febrero de 2017

Protestas en Francia por salvaje abuso de policía durante redada antidrogas

Por: 
Noticiascaracol.com / AFP

La ciudad francesa de Aulnay-sous-Bois, en la periferia norte de París, fue nuevamente escenario de disturbios tras la presunta violación de un joven por un policía durante su arresto, informaron fuentes policiales.

Tras los altercados de sábado y domingo, al menos 26 personas fueron detenidas la noche del lunes después de que varios vehículos fueron incendiados y comercios deteriorados.

Una fuente policial señaló además disparos "al aire" de las fuerzas del orden. Los uniformados "se vieron acorralados y tuvieron que usar sus armas, pero dispararon al aire", explicó.

Estos altercados se produjeron a raíz del arresto el pasado jueves de un joven negro de 22 años que tuvo que ser operado tras sufrir heridas graves a nivel de la zona rectal durante un control de identidad. El joven afirma que uno de los policías lo sodomizó con una porra.

El agente en cuestión fue imputado por violación y tres de sus colegas por violencia. Los cuatro fueron suspendidos de sus funciones.

El alcalde de Aulnay-sous-Bois, Bruno Beschizza, pidió al gobierno francés que mande un "mensaje fuerte" a los habitantes de esta ciudad multiétnica para que sepan que "el Estado está con ellos, y no en contra de ellos".

El presidente François Hollande hizo alusión el martes a este caso indicando que el papel de la justicia es "proteger" a los ciudadanos, "incluso" cuando un "agente de las fuerzas del orden" está implicado.

Cientos de personas participaron el lunes por la noche en una marcha en apoyo al joven.

Entre tanto, el país galo afronta un duro escándalo de corrupción que compromete al expresidente Nicolás Sarkozy.

Sarkozy, contra las cuerdas

El exmandatario y otras 13 personas serán juzgadas por presunta financiación ilegal de la campaña para las elecciones presidenciales de 2012.

La justicia acusa a Sarkozy, de 62 años, de haber superado de forma deliberada el tope de gastos de 22,5 millones de euros autorizado por la ley, un delito castigado con un año de prisión y 3.750 euros de multa.

Sarkozy, que anunció de inmediato que apelaría la decisión de abrir juicio contra él, se retiró de la política en noviembre pasado tras su fracaso en las primarias de la derecha para designar al candidato a las presidenciales de este año.

Desde 2014, la justicia investiga un sistema de facturas falsas que habría servido para rebasar los máximos legales para financiar la campaña del conservador.

Además de Sarkozy, también serán juzgadas otras 13 personas, entre ellas altos responsables de su partido, por falsificación, abuso de confianza, estafa o complicidad en financiamiento ilegal de campañas electorales.

La decisión del juez Serge Tournaire era esperada desde hacia algunas semanas. La fiscalía de París también había pedido un juicio contra Sarkozy.

El expresidente está acusado de haber rebasado el máximo de gastos "comprometiéndose, sin tener en cuenta los avisos de los expertos contables de su campaña (...) en gastos electorales por un total de al menos 42,8 millones de euros", indicó una fuente judicial.

Se trata de una cifra muy superior al máximo legal, que entonces estaba fijado en 22,5 millones de euros.

Sarkozy todavía puede esperar que el otro juez que lleva el caso tenga una opinión distinta a la de Serge Tournaire, el único que firmó de momento la ordenanza para mandarlo a juicio.

Según fuentes cercanas al caso, el otro juez, Renaud van Ruymbeke, no tiene la misma visión sobre la implicación del expresidente en el fraude.

Ver Comentarios

d