Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Rumana de 42 años acaba de dar a luz a su bendición número 20

En un país que ha visto caer la tasa de natalidad, el caso de Georgina Vacaru es una sorpresa. Ella y su esposo Iosif ya tienen 10 niños y 10 niñas.
En una casa del pequeño condado de Stoenesti, en Rumania, donde vive la familia Vacaru, llegó al mundo el vigésimo hijo.
“Me siento satisfecha, cuando los veo me siento feliz", dice Georgina.
A los 19, Georgina empezó a construir esta familia. No importa cuántos son, ella conoce las fechas exactas de nacimiento de cada hijo y nunca los confunde.
“Mihai, Claudiu, Marina, Tiberiu, Simon, Emima, Denis, Mihaela, Gabriel, Luiza, Teodor, Livia, Andrei, Sara, Iuliana, Adelina, Matei, Filip y Tania, las gemelas y Sofía Natasa", los enumera.
"Honestamente, ¡olvido los nombres! Me equivoco todo el tiempo, pero mi esposa no”, reconoce su esposo Iosif,
De los 20 descendientes de la pareja, cinco ya se han ido de casa y son independientes. Las hijas mayores ayudan a su madre con los tres bebés, dos de ellos gemelos de un año.
Son una familia excepcional, sobre todo en su entorno. La tasa de natalidad en Rumania se ha desplomado en los últimos años, una tendencia preocupante para el Gobierno.
Entre en broma y en serio, el alcalde del lugar asegura que si todos los lugareños fueran como los Vacaru serían más ricos.
“Una casa no es rica por el dinero, una casa es rica si tiene muchos niños. ¡Ellos son los más ricos del pueblo!”, dice el alcalde Ion Marin.
Y al parecer, esta familia no tiene intenciones de detenerse. Tanto Georgiana como Iosif dicen que si los Vacaru siguen creciendo estarían felices.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias