Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Se cerraron los centros votación en Perú y se presume un "empate estadístico"

Sondeo a boca de urna da a Fujimori un 50,3% de los votos y 49,7% a Castillo. El ganador se conocerá en los próximos días.

La derechista Keiko Fujimori quedó este domingo por delante del izquierdista Pedro Castillo en las elecciones presidenciales de Perú , según un sondeo a boca de urna que no permite declararla todavía como ganadora de los comicios al estar su estrecha ventaja dentro del margen de error de la encuesta.

De acuerdo al estudio realizado por la encuestadora Ipsos para el canal América Televisión, que tiene un margen de error del 3 %, Fujimori aglutinó el 50,3 % de los votos válidos frente al 49,7 % de Castillo.

Con los resultados de este sondeo, la definición del ganador solo se podrá dar en días posteriores cuando esté considerablemente avanzado el escrutinio oficial de los votos, cuyos primeros reportes comenzarán a difundirse poco antes de la medianoche.

Así transcurrió la jornada:

Con mensajes de unidad Keiko Fujimori y Pedro Castillo prometieron que respetarán cualquiera sea el resultado este domingo de una de las elecciones presidenciales más reñidas de la historia de Perú, en un país arrasado por la pandemia y una feroz crisis política.

Con proyectos antagónicos, el maestro de escuela rural y la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori llegan empatados en los sondeos a este balotaje, tras una campaña marcada por la incertidumbre y la exacerbación de los miedos, lo que elevó el precio del dólar el viernes a un récord de 3,9 soles.

Publicidad

Castillo encabezó por la mañana un desayuno familiar en el patio interior techado de su casa en el caserío de Chugur, en la región norteña de Cajamarca, y acudió a votar al mediodía al cercano pueblo Tacabamba, seguido por las calles por centenares de lugareños.

"He tomado una decisión, no voy a estar en Lima por la salud de mis padres", anunció el candidato tras sufragar en la escuela Simón Herrera, al anular su plan de viajar a la capital a esperar los resultados.

"Vamos a ser respetuosos en cuanto haya algún informe oficial" del escrutinio del balotaje, indicó también el candidato de 51 años.

Su rival, que participó en un desayuno familiar sobre las faldas de un cerro en una pobre barriada del distrito limeño de San Juan de Lurigancho, también indicó que reconocerá los resultados del balotaje, algo que no hizo en 2016, cuando perdió ante el banquero Pedro Pablo Kuczynski.

"Desde ahora puedo decir que sea cual sea el resultado, respetaré la voluntad popular como debe ser", prometió la candidata de 46 años, que se juega por tercera vez la posibilidad de convertirse en la primera presidenta de Perú.

Publicidad

Fujimori, quien votó en la tarde en el distrito limeño de Surco, felicitó "a los abuelitos y abuelitas" por haber ido a sufragar. "Lo hacen pensando en sus hijos y sus nietos", dijo.

Gane quien gane, Perú seguirá manteniendo un perfil conservador con el rechazo de ambos a legislar sobre aborto, matrimonio homosexual e identidad de género.

Ambos candidatos pasaron las últimas horas con sus familias, tras cerrar sus campañas el jueves en Lima con centenares de seguidores amontonados, mientras la pandemia no da tregua. Perú esta semana pasó a tener la mayor tasa de mortalidad del mundo por covid-19, tras ajustar las cifras, y acumula casi dos millones de contagios y más de 180.000 decesos.

Castillo concentra apoyo en las áreas rurales del "Perú profundo", como su natal Cajamarca, pero hay peruanos temerosos de que el país se convierta en una nueva Venezuela que votarán por Fujimori como "el mal menor".

"Yo ni siquiera quisiera votar, para mí los dos no merecen el voto, pero le tengo pánico a Castillo, así que voto por Keiko", indicó el transportista limeño Johnny Samaniego, de 51 años.

Publicidad

Cualquiera que gane tendrá un reto enorme, pues deberá que tomar medidas urgentes para superar la pandemia, la recesión económica y la inestabilidad política, lidiando con un Congreso fragmentado, la corrupción y la deficiente gestión pública.

El nuevo presidente asumirá el 28 de julio, día en que Perú conmemora el bicentenario de su independencia, en reemplazo del mandatario interino centrista Francisco Sagasti, quien exhortó a sus compatriotas "a respetar escrupulosamente la voluntad expresada en las urnas".

Los primeros resultados oficiales se conocerán hacia las once de la noche de este domingo.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias