Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Superluna azul: vea las impresionantes imágenes que dejó este fenómeno

Quienes miraron al cielo vieron una luna un 14% más grande y más brillante en comparación con otras épocas del año. Este fenómeno de la superluna azul se volverá a presentar en 2037.

Thumbnail
Full moon with visible surface.
Sjo/Getty Images

Los entusiastas de la astronomía quedaron con la boca abierta tras presenciar el fenómeno denominado superluna azul, mismo que no se volverá a ver en más de una década.

Las superlunas ocurren cuando la Luna pasa por su perigeo, o el punto que la acerca más a la Tierra durante su órbita elíptica. Esto hace que parezca un 14% más grande en comparación a cuando está en su punto más lejano y un poco más brillante.

Publicidad

Las lunas llenas se definen por el momento exacto en que se encuentran frente al Sol, lo que ocurrió a las 9:36 p. m. hora del este del miércoles 30 de agosto (0136 GMT del jueves), según la NASA.

El Proyecto del Telescopio Virtual, presentado por el astrónomo italiano Gianluca Masi, presentó una transmisión en vivo por YouTube mientras se puso bajo el horizonte de Roma.

Publicidad

A pesar de la descripción, en realidad no es azul: el término luna azul simplemente se refiere a cuando vemos la luna llena dos veces al mes. Esto sucede porque los ciclos lunares son un poco más cortos, 29,5 días, que los meses calendario, que duran 30 o 31 días, por lo que es posible que uno ocurra al comienzo de un mes y el otro justo al final.

La superluna azul anterior ocurrió en diciembre de 2009 y la siguiente se producirá en rápida sucesión: enero y marzo de 2037.

Publicidad

Los orígenes de la expresión inglesa "once in a blue moon", hoy entendida como algo muy raro, se remontan a cientos de años. En la época isabelina, "él diría que la Luna era azul" podía decirse de una persona que hacía afirmaciones extravagantes o evidentemente absurdas.

Publicidad

Sin embargo, es posible que la Luna adquiera un tono azul en las circunstancias adecuadas. Esto puede ocurrir como resultado de partículas de humo o polvo en la atmósfera que dispersan las longitudes de onda rojas de la vida, como ocurrió después de la erupción del Krakatoa en Indonesia en 1883.

El polvo del evento "hizo que las puestas de sol se volvieran verdes y la luna azul en todo el mundo durante la mayor parte de dos años", según la revista Sky & Telescope. Un ejemplo más reciente puede haber ocurrido después de la tormenta de fuego Chinchaga de 1950, un enorme incendio que consumió los bosques boreales del norte de Canadá.

  • Publicidad