Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Tormenta Grace amenaza con agravar tragedia por terremoto en Haití: “No es seguro estar en la costa”

Muchas personas está durmiendo a la intemperie por culpa del sismo que deja al menos 1.400 muertos y unos 6.900 heridos. Hay miles de casas destruidas.

Thumbnail

Las esperanzas de encontrar personas con vida se diluyen en medio de las ruinas causadas por el terremoto en Haití . Según balances preliminares, hay al menos 1.400 muertos y unos 6.900 heridos, además de miles de damnificados.

No es seguro estar en la costa. Mi casa se destruyó. No tengo nada, nada para dormir y hay muchos niños aquí. Todos sin nada”, afirmó Micheline Morose, damnificada.

“Estábamos en nuestra casa cuando ocurrió. Varias personas no pudieron escapar, hay ancianos bajo los escombros. Mi papá se rompió ambas piernas y mi suegra tiene una pierna rota, en el hospital no había suficientes médicos para atenderlos y están sufriendo”, anotó, por su parte, Pascal Alkenia Ferdinand, otra afectada.

A ello se suma el desespero de cientos de damnificados que ahora pasan la noche a la intemperie y bajo la amenaza inminente por la llegada de la tormenta Grace.

“Mi casa está completamente destruida. Lo he perdido todo. No tengo ni sábanas, no tengo comida”, afirmó Pascal Marie Vernise, otra de las damnificadas por el terremoto en Haití.

Más de 7.000 viviendas quedaron destruidas por la fuerza del terremoto en Haití, que esta vez estremeció la parte suroccidental de la nación más pobre del continente.

Publicidad

“La lluvia cayó sobre nosotros. Dormimos sentados en sillas. Nadie ha venido a ayudarnos. Estamos en las manos de Dios”, señaló Theard Andrise, también afectada por la tragedia.

“Estoy intentando armar un lugar para dormir. Esta catástrofe nos ha afectado mucho. No tenemos a dónde ir. Lo único que tengo es una sábana, la uso para dormir en el suelo”, afirmó Omanel Bolivard, damnificado.

La crisis sanitaria se agudiza con la pandemia del COVID-19 y unos 6.900 heridos que, pese a los esfuerzos, no ha sido posible atender.

“Estoy enferma. Me caí cuando ocurrió el terremoto. Me duele mucho, me dijeron que me darían medicina pero ahora me dicen que espere y ayer repartieron ayudas, pero no alcancé a recibir”, dijo Marimene Jouesil, damnificada.

“Mi familia está bien, pero la situación es muy mala. Estoy aquí con dos niños y tengo otros en otro lugar, pero no tengo cómo comunicarme con ellos, no sé cómo están”, expresó Cherisnor Louis, otro de los afectados.

Los rescatistas han tenido que acelerar las operaciones en medio del deterioro de las condiciones climáticas por las lluvias que ahora trae la tormenta Grace, tras el devastador terremoto del pasado sábado, 15 de agosto de 2021, y que tuvo una magnitud de 7,2 grados.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.