Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Venezuela dice que envió más militares a combatir a grupos ilegales colombianos en la frontera

Se habla de por lo menos 100 efectivos y algunos habrían resultado heridos en las últimas 24 horas, mientras crecen denuncias por torturas y ejecuciones extrajudiciales de civiles.

"Desde Apure continuamos incrementando el pie de fuerza ejecutando operaciones para combatir y expulsar a los grupos irregulares narcotraficantes terroristas colombianos a quienes hemos dado fuertes golpes y seguiremos luchando hasta expulsarlos a todos", escribió en su cuenta de Twitter el comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), Remigio Ceballos, al anunciar que desplegaron más hombres a la zona fronteriza.

Destacó que "la seguridad de la nación es responsabilidad del Estado" y "su defensa de todos los venezolanos", por lo que aseguró que "la FANB, junto al pueblo, triunfará siempre con su experiencia, su valor y constancia destruiremos al enemigo de Venezuela".

No obstante, Ceballos no detalló el número de efectivos trasladados a la zona ni tampoco de qué cuerpos forman parte o si se ha enviado material bélico adicional, aunque extraoficialmente se habla de 100.

Opacidad informativa

Hasta el momento, la información difundida por fuentes oficiales o castrenses ha sido muy escasa y se desconoce el número de militares desplegados en la zona o si cuentan con algún apoyo adicional, pese a que varias organizaciones han asegurado que se ha desplegado la fuerza de élite de la Policía, conocida como FAES.

Ese grupo policial ha sido denunciado por numerosos casos de ejecuciones extrajudiciales y la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha pedido que sea desmantelado.

Publicidad

Como parte de esa opacidad informativa, ninguna fuente oficial o castrense ha confirmado a qué grupo armado se enfrentan, pese a que los militares han difundido fotos con uniformes incautados con los logos y siglas de la antigua guerrilla de las FARC.

Las autoridades reportaron, el pasado 5 de abril, la muerte de ocho militares y nueve "terroristas" en los enfrentamientos, bajas registradas desde el 21 de marzo hasta esa fecha.

Este lunes, la FANB confirmó la muerte de varios militares sin determinar el número de bajas ni de heridos que se suman a los confirmados hasta el 5 de abril.

Los más recientes combates, agregó la información de la FANB, comenzaron el jueves y se han desarrollado "en sectores despoblados" cercanos al caserío La Victoria, que forma parte del municipio Páez en el estado Apure.

Durante los mismos, aseguraron que han "infligido un importante número de bajas" entre sus rivales, "logrando la destrucción de instalaciones temporales que pretendían usar para sus actividades delictivas", pero tampoco determinaron cuántos han perdido la vida.

El último enfrentamiento con el décimo frente de las disidencias de las FARC se habría producido en la noche del lunes en el sector Tres Esquinas, dejando tres integrantes de la Armada heridos y que estarían recibiendo atención en una base militar en La Charca, estado Apure.

Publicidad

La publicación del comunicado coincidió con un informe de Human Rights Watch (HRW), en el que acusa a las fuerzas de seguridad venezolanas de las ejecuciones extrajudiciales de al menos cuatro civiles, de detenciones arbitrarias y de torturas, entre otros "abusos aberrantes" contra la población de Apure en el marco de los combates fronterizos.

La organización pidió investigar el tema a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) y la Misión de la ONU de Determinación de los Hechos para Venezuela.

"Las atrocidades cometidas contra residentes de Apure no son incidentes aislados por agentes insubordinados, sino que son consistentes con los abusos sistemáticos de las fuerzas de seguridad de Maduro", dijo el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, citado en el informe.

El canciller Jorge Arreaza rechazó el documento y afirmó que busca promover una intervención en Venezuela.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias