Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Voluntarios colombianos ponen su cuota de solidaridad para ayudar a ucranianos en Polonia

En Przemyśl, Medyka y Korchova, entre otras, algunos de los compatriotas se han movilizado para paliar la difícil situación de las familias que huyen de la guerra.

Thumbnail

Noticias Caracol sigue en Polonia, a donde han llegado millones de ucranianos que han salido huyendo de la invasión rusa a su país y que ha dejado esa devastación. Allí encontró a voluntarios colombianos que ponen su granito de arena para ayudar.

Fernando Mendoza aterrizó hace 3 meses en Przemyśl sin imaginarse que se iba a convertir en un voluntario más de miles que auxilian a refugiados ucranianos. “Es una sensación muy bonita, de amor, que es lo que estamos dando. Eso es lo que estoy dando, eso es lo que yo tengo y lo que yo doy, amor”, dice.

Junto a la Iglesia Nazareno, de la que hace parte, han dado comida y techo para descansar a por lo menos 1.000 refugiados, incluso no solo en las instalaciones del templo, sino en su propia casa. Recuerda mucho a una madre y a su hija de 10 años, Melanny. Él, como padre, quedó conmovido.

“Mi hija se levanta y cuando me doy cuenta mi hija está jugando con ella. Y yo me puse a pensar, ¿y estas como están jugando?, ¿de qué manera?, ¿cómo se comunican?”, relata.

Publicidad

Fernando es solo uno de los voluntarios colombianos que está en Polonia poniendo su granito de arena. En el paso fronterizo de Medyka, junto a la organización Cadena, hay un grupo nutrido de colombianas que proporcionan ropa, sábanas, pomadas y mucho más a los refugiados ucranianos.

“También tenemos un espacio para niños en uno de los centros de refugiados, donde se trabaja con ellos el cuidado psicosocial, se juega con ellos y es muy bonito porque es como un oasis en la mitad de este centro de refugiados. Tenemos en otro punto de logística para mandar familias a España. Entonces les organizamos el transporte y casa, allá ya hemos mandado 500 personas a España con casa organizada y transporte”, explica Natasha Liev, una de las voluntarias colombianas.

Pero hay más, Larry Alexander trabaja con una fundación española y presta asistencia médica a refugiados en Korchowa. O Christian, que viajó desde Londres, donde vive, específicamente para prestar apoyo a los refugiados. Ellos y otros más son la cuota de solidaridad colombiana en la tragedia.

  • Publicidad