Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

¿Wuhan ya no le teme al COVID-19? Estos festejos en cuna de la pandemia llaman la atención

En redes cuestionan que, mientras otras partes del mundo enfrentan sus peores días, los jóvenes de esta ciudad china disfruten al máximo la vida nocturna.

Thumbnail

Una discoteca de Wuhan , ciudad china considerada la cuna de la pandemia del COVID-19, simboliza ahora la libertad recuperada mientras el resto del mundo se encierra y se confina. Los DJ están sobreexcitados, la música es atronadora y los jóvenes se preparan a vivir una noche en blanco de fiesta, señala informe de AFP.

Un año después de ser puesta en cuarentena el 23 de enero de 2020, esta metrópolis de 11 millones de habitantes, donde surgieron los primeros casos de COVID-19, ha dejado de ser la fantasmal ciudad que asombró entonces al resto del mundo.

Vea, además: Códigos QR y mensajes para recordar autocuidado: colombiano revela cómo Wuhan superó la pandemia

Thumbnail

Y mientras gran parte del planeta impone toques de queda, confinamientos y distancia social, en Wuhan la vida nocturna está en su apogeo.

Para entrar al "Super Monkey" (Super Mono), inmensa discoteca del centro de la ciudad, no es necesario estar en una lista VIP ni hay exigencias indumentarias. Pero la mascarilla es obligatoria y los vigilantes de la entrada controlan la temperatura de los clientes: por encima de 37,3 grados, no son admitidos.

Meses de encierro

Publicidad

En el interior reina un ambiente ensordecedor, con rayos láser y fumígenos, mientras los jóvenes --en su mayoría de unos 20 años-- sueltan toda su energía en la pista de baile, pudo constatar la agencia AFP.

Otros son meros espectadores, felices de reunirse en torno a una copa, tras la sombría cuarentena de hace un año, cuando apareció lo que entonces era un misterioso virus.

"He estado encerrado dos o tres meses. El país ha hecho frente muy bien a la epidemia, ahora puedo salir con absoluta tranquilidad", afirma a la AFP un cliente, de unos 30 años y que dice llamarse Xu.

En este ambiente, que poco tiene que ver con la austeridad por la que aboga oficialmente el régimen comunista, Chen Qiang, un joven de unos 20 años, se congratula de que China haya prácticamente controlado la epidemia en su territorio, y ello pese a los focos surgidos en los últimos días.

Sin distancia

La autoridad, sin embargo, no es respetada en todas partes.

Publicidad

En el Super Monkey, aunque sea obligatoria la mascarilla no siempre es llevada por los clientes, que no dudan en encender un cigarrillo. Ninguna norma sobre distancia social ha sido prescrita.

Chen Qiang reconoce sin embargo que la pandemia ha cambiado las cosas.

En las discotecas "hay menos gente que antes de la epidemia" constata, y asegura que en términos generales la gente "sale menos y gasta menos".

Tampoco ayuda el protocolo muy estricto aplicado en algunos locales: clientela limitada, reserva obligatoria y presentación de una aplicación con un código verde, sinónimo de buena salud... aunque no siempre sea suficiente para poder entrar.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.