Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

“Negociaban secuestrados como mercancía”: JEP sobre inhumanos tratos de FARC a víctimas

En su fallo, el tribunal señaló que ningún secuestro fue error y que la consigna era conseguir recursos como fuera. Por esto, incluso llegaron a ‘comprar’ rehenes.

JEP SECUESTROS FARC.jpg

Las 21.396 víctimas de secuestros, identificadas por la JEP , tuvieron que vivir las más horrorosas y humillantes torturas y tratos de los que se tenga cuenta en el país por parte de la antigua guerrilla de las FARC.

Pero la JEP no solo consignó los tratos inhumanos cometidos por la guerrilla con sus víctimas sino que hizo una radiografía de la forma como las FARC ejecutaban este delito, ahora calificado como crimen de lesa humanidad, empezando por la selección de sus víctimas que, según la justicia transicional, en ningún caso fue un error.

"La sala pudo determinar que si bien los frentes sí realizaban actividades tendientes a esta identificación, actividades que denominaban “inteligencia financiera”, muchos frentes simplemente realizaban plagios de manera fortuita en las vías de las zonas donde transitaban, y pedían pagos por la liberación de las personas que se encontraban, según cálculos mal informados sobre la situación financiera de la víctima", señaló la JEP en su fallo.

Inclusive, se llegó a negociar con otras bandas criminales para la compra de rehenes como si fueran mercancía.

En este caso la banda escogía una víctima. Aquí, dice la Fiscalía, los frentes ‘compraban’ los cautivos por un margen de ganancia que oscilaba entre el 50% y el 80%. Esto se practicaba en especial para los secuestros urbanos.

Precisamente en su audiencia ante la JEP, Julián Gallo, conocido como Carlos Antonio Lozada en las FARC, se refirió en parte a esta situación.

Publicidad

Cuando el Estado desarrolla una capacidad de respuesta frente al fenómeno del secuestro, es que la delincuencia secuestra y terminaba entregándoselos a la guerrilla, ese fenómeno se dio”, dijo en su momento Gallo.

Niños, adultos mayores, mujeres embarazadas…nadie se salvó de las garras de la exguerrilla.

“Cometieron otros hechos especialmente graves para las víctimas, entre los cuales está el plagio de personas de la tercera edad en los municipios aledaños a Bogotá , con desenlaces fatales por las condiciones de salud de las víctimas o porque fueron asesinados al no poder caminar al ritmo que espera la guardia”, también se lee en la decisión del tribunal especial.

Uno de los hoy imputados, Milton de Jesús Toncel, conocido también como Joaquín Gómez, le dijo a la JEP en su versión voluntaria que cada secuestro extorsivo debía ser consultado.

La JEP también concluye que la orden a todos los frentes era clara: conseguir recursos a como diera lugar para financiar la guerra, y se fijaban metas económicas por cada bloque.

Además, el tribunal estableció así el modus operandi de financiación de cada bloque:

Publicidad

Bloque oriental: ‘pescas milagrosas’

Bloque sur: secuestro extorsivo

Bloque Caribe: secuestro de ganaderos y agricultores en sus fincas

Bloque Magdalena Medio: secuestro extorsivo a empresas contratistas y ganaderos

Bloque noroccidental: retenes en las vías y extorsiones

Bloque occidental: secuestros mediante ‘inteligencia financiera’

Publicidad

Comando conjunto central: secuestro extorsivo

De esta extensa investigación también se logró determinar que el 8,7% de las víctimas de los secuestros desaparecieron, y el 2,9% fueron asesinadas y su cuerpo entregado a los familiares.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.